4 diciembre 2015 Programación, Reality show, Telecinco

Ricky y Vera, undécimo y duodécimo expulsados de Gran Hermano 16

Ricky, de 26 años, se convertía en el undécimo expulsado de “Gran Hermano 16” y en el último que se marchaba tras ser nominado, en este caso por los familiares del resto de participantes. En la sala de expulsión, Mercedes Milá informaba que Marta era la menos votada y la canaria regresaba a la casa. La expulsión era cosa de dos: Aritz y Ricky. Finalmente el argentino afincado en las Islas Canarias era el derrotado con un 59 por ciento de los votos. Al volver a la casa, Han recibía al vasco con besos y abrazos.

El argentino llegaba al plató donde era recibido por su gran amigo Suso. Al principio de la entrevista, Mercedes Milá tenía que frenar el ímpetu (algo primitivo) de los amigos. Lo cierto es que el discurso del argentino, al menos estaba bien construido gramaticalmente, pero los vídeos que le ponían, dejaban en evidencia sus comportamientos y expresiones soeces dentro del reality show que cansaban a algunos de sus compañeros como Niedziela y Han. Explicaba que Sofía, con su juventud, tenía muy claro cómo iba su juego y que en la casa se involucraban demasiado en lo que tenían o no ellos.

Contaba que al entrar tan precipitadamente en el concurso, tuvo que dejar abruptamente su trabajo, sus estudios y cortó con la que era su novia Coraima porque sabía que podría hacerle daño con su actitud en el reality show y quería vivir la experiencia con intensidad. En su despedida dedicó sus mejores palabras a Carlos y a Sofía, a quienes considera sus ganadores. A la navarra le decía que no compartiera el dinero con su madre, con quien tuvo un altercado en plató cuando la conductora de autobuses insinuó que si no fuera por Mercedes Milá le escupiría.

El segundo expulsado era Daniel Vera, de 23 años, más conocido como Vera. Al abrir los teléfonos que computan los votos, en positivo, para ganar el concurso, era el que menos apoyo obtenía. El joven era calificado como “pagafantas” y adjetivos similares por su interés no correspondido por Niedziela. Esto le perturbaba hasta que se iba de intercambio a México donde sí se veía correspondido por la DJ, Rossana.

A diferencia de Ricky, Vera hacía demasiado fácil la entrevista por su carácter conciliador y no discutía nada de lo que le decía Mercedes Milá. El joven aseguraba que siempre intenta sacar lo positivo de todas las situaciones. Reconocía que él se había entregado más que Rossana en México, pero afirmaba que quiere viajar allí para ver qué sucede. Se despedía con generosidad de todos sus compañeros y expresaba que pensaba que ganará Han, pero que sus favoritos son Carlos y Niedziela.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *