26 febrero 2016 Programación, Reality show, Telecinco

Rosa Benito se convierte en la sexta expulsada de Gran Hermano VIP 4

Rosa Benito se convertía en la sexta expulsada de Gran Hermano VIP 4. La colaboradora de Sálvame se quedaba en el confesionario con Alejandro Nieto, puesto que Laura Matamoros era la primera salvada de la noche -recordemos que los tres habían sido nominados la semana pasada a través de la app del programa por parte de los espectadores. Pero antes de llegar hasta allí los tres se encontraban con Javier Tudela y Fran Nicolás -aspirantes entonces a la repesca- y veían los vídeos que afectaban a su relación. Todo iba bien entre “los tres mosqueteros” y entre Fran y Rosa Benito, pero el ambiente era tenso entre Laura y Javier, esta se quejaba de que su hermanastro no dejaba que hablase.

Al llegar al plató era recibida por amigos, por sus hijos y por su hermana y representante, Geles. Ante Jordi González se presentaba muy segura y explicaba: “El público quiere que yo esté aquí y yo estoy feliz de estar aquí”; añadía: “No sé lo que se está viendo fuera. Pero dice Fran que no se me ha visto”. Además apuntaba que ella tenía claro que no iba a tratar sus asuntos personales en el concurso. “Mi vida ya no está fuera. Quería hacer mi concurso sin hablar de nada de fuera. Estoy muy contenta por mi paso por la casa”, reiteraba.

Mi vida ya no está fuera. Quería hacer mi concurso sin hablar de nada de fuera. Estoy muy contenta por mi paso por la casaSi yo he sido un mueble, te puedo decir que he sido de los caros. ¿Sabes por qué? Porque dentro hay muchos muebles que tienen carcoma y están ahí”, dejaba caer. “La que está ahí es una luchadora”, decía sobre Raquel Bollo, mientras la abucheaban. “Yo me valgo de lo que he vivido ahí dentro, no de lo que se había visto fuera”, explicaba. “Yo estoy aquí porque el público ha querido”, reconocía y decía que no le parecía mal que ellos hubieran nominado porque para ella estaba bien hacerles partícipes del programa.

Comentaba que le decepcionó mucho Belén Roca porque cuando supo que estaba nominada por el público se apartó de ella. Además alababa a Laura Matamoros: “Es una niña con un par de ovarios para tener 22 años que más lo quisiera algunas con la edad que yo tengo” y remarcaba el amor que tiene a su familia. También tenía palabras sobre Julián Contreras. “Ha sido un niño gris. Vivió una época muy difícil. Muere su madre y él se echa la culpa de muchas cosas”, señalaba y comentaba que se siente culpable de la muerte de su madre. “Él es un niño alegre. Es más listo que el hambre y ¡qué léxico! Yo tengo que coger un diccionario”, contaba. “Si yo estoy aquí es por algo y yo soy muy positiva”, comentaba sobre su expulsión y hablaba sobre la dureza de la convivencia en la casa.

Raquel, te quiero y todo está de lujo. Sé tú. Lucha, friega, lava… Eres una luchadora”, se despedía de su amiga. A Rappel le decía que no había adivinado su expulsión; a Carlos Lozano le comentaba que debía haberle dicho todo en la cara y que esperará a que salga; a Laura le pedía que pensara primera en ella y luego en madre, mientras el público abucheaba; a Julián le pedía que se riera y que disfrutara; a Belén y a Charlotte les decía que debían limpiar de vez en cuando; a Sema le aseguraba que era la sonrisa de la casa y a Alejandro le aconsejaba que fuera él mismo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *