8 marzo 2016 Cuatro, Docu Reality, Programación

Rym, Yiya y Marta, su decisión en la final de Un príncipe para tres princesas

El cuento que protagonizaban Rym, Yiya y Marta acababa ayer en Cuatro con la final de “Un príncipe para tres princesas”. Las chicas tomaban su decisión entre sorpresas, decepciones, enfados y muchas dudas. Antes de saber cuál era la elección de las princesas, los príncipes tuvieron que elegir quién era la reina del reino de las tres coronas. Todos los pretendientes elegían a su chica, salvo Juan Carlos que, en lugar de decantarse por Yiya, veía en Rym todas las cualidades de la princesa ideal.

Las tres chicas llegaban a la final fieles a su estilo: Marta, con un look de princesa de cuento; Rym, de largo y con pedrería y Yiya, con un vestido corto y ajustado. Después entraban sus príncipes dispuestos a convertirse en el elegido por su princesa.

Todos los pretendientes elegían a su chica, salvo Juan Carlos que, en lugar de decantarse por Yiya, veía en Rym todas las cualidades de la princesa idealRym elegía a David y nada más escuchar su nombre, este se lanzaba a sus brazos. Todo eran besos y sonrisas. Aunque, la princesa quería decir algo a Umberto, su otro pretendiente: “Gracias por todo, lo he intentado pero no me salía. No quería equivocarme pero que sepas que me tienes aquí” y él sin mirarla afirmaba: “Me tienes como amigo, ya sabrás si te has equivocado o no”.

Yiya era la siguiente en tomar su decisión pero, antes, tenía que resolver algo con Juan Carlos. No le había elegido como la princesa del reino y estaba molesta. “Juan Carlos se hizo pequeño a mi lado y, por supuesto, al lado de Borja”, contaba y él replicaba: “No lo veo así” y apuntaba: “Es muy buena como amigo, como colega y creo que la que reúne los pilares de una princesa es Rym”. La joven elegía a Borja y explicaba: “Él hace que me pase esto, que me quede en blanco, quiero pensar que esto no es amor pero lo mismo lo es…” “No puedo decirte adiós porque eres un rey como el que esperaba encontrar, quizá esto me asusta, sigo teniendo el problema de que soy una cobarde y no sé…”, añadía.

Marta quería vivir su cuento de hadas, pero la desilusión se apoderó de ella al descubrir que Mateo no se fijó en ella al principio y sus dudas aumentaron con la aparición de Ramiro. La joven buscaba consejo. “Lo que te dicte tu corazón”, le decía su tía Chari y “Lo único que importa es que una decida lo que le pide el corazón”, le aseguraba la presentadora. “Que ni Mateo ni Ramiro ni Padilla”; “no”, concluía ella, rotunda. “Pues nada, nos quedamos solas, mira por primera vez en la vida me quedo con compañera”, compartía Luján Argüelles y empezaba la fiesta.

Página oficial | Cuatro

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *