1 febrero 2010 Actualidad, Reality show, Telecinco, TV y sociedad

Saray y Gerardo, de Gran Hermano

La pareja más cuestionada de Gran Hermano 11 ha dado la tradicional exclusiva para la revista ¡Qué me dices!, Saray y Gerardo cuentan al mundo su historia de amor, aunque la propia publicación lo cuestione. Gerardo afirma que el reencuentro con Saray “no fue mejor, sino lo siguiente” y según él, la pasión ya existía dentro de la Casa, pero querían reservarlo para ellos.

“Nos hemos dado amor y me hace la mujer más feliz del mundo en todos los sentidos. Pensé que era yo la que lo iba a poner del revés y, ¡madre mía! ha sido al contrario”, asegura la gallega, quien también comenta que se tuvo que controlar dentro de la casa y “hacía el amor continuamente con él, pero a mi manera”. Además desmiente los rumores que apunta a que su pareja sería homosexual.

Entre sus compañeros la que más la ha decepcionado Laura y el único que ha sabido distinguir entre ella y Gerardo ha sido Hans. En cuanto a la apoteosis de esta historia coincidiendo con el final del reality, la gallega explica: “Ha sido una historia muy bonita porque se ha ido forjando poco a poco. No ha sido una estrategia. Gerardo fue muy nominado y siempre se salvaba. ¿Qué necesidad tenía de juntarse conmigo? En todo caso, me convendría a mí.”

A la chica parece no importarle lo que digan ni sus compañeros ni los comentaristas de algunos programas. Se define como muy pasional: “Yo demuestro pasión hasta comiendo chicle. Aunque soy muy tierna, en la cama me gusta que me den caña de la buena y que me den vueltas las orejas”. Saray opina que Arturo ha sido el mejor concursante de Gran Hermano 11, pero le perdió lo que le cuelga entre las piernas. Además, considera a Ángel, el peor, porque es el que más le ha hecho sufrir.

En la revista ¡Qué me dices! han propuesto a Saray darle 500 euros por cada kilo que pierda y parece que a ella le gusta la idea. Hace unos años, usaba una talla 36, así que tiene mucho trabajo por delante para recuperar la figura.

Mientras, Gerardo se sigue considerando el ganador de Gran Hermano y piensa que todos sus compañeros le tenían envidia. “No sé, es denigrante que critiquen una relación de amor tan impresionante como la nuestra”, opina el madrileño. Además, está seguro de que hubiera ganado el concurso si no se hubiera líado con Saray, algo que la gallega piensa que le hubiera ocurrido a ella, sino se hubiera líado con Gerardo. Ahora los dos compartirán su amor en la casa que Gerardo tiene alquilada en Majadahonda.

Vía | ¡Qué me dices!

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Gerardo y Saray de Gran Hermano 11 han roto 19 marzo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *