17 enero 2017 Crítica, Estrenos, Programación, Series, Telecinco

Sé quién eres, entretenida, con ritmo y con un buen elenco

El primer capítulo de Sé quién eres tuvo un buen estreno, excelente si pensamos en los malos tiempos que arrecian a Telecinco tras perder el liderato en diciembre en manos de Antena 3. El 18,9% de cuota de pantalla y los 3.176.000 espectadores sonaron como música celestial para la cadena que venció claramente a su gran competidora donde Casados a primera vista perdió 2,8 puntos de share (1.940.000 y 13,7%).

Sé quién eres tiene muchas virtudes y un gran defecto que todo está muy trillado: la historia, las relaciones entre los personajes y gran parte de los acontecimientos que van sucediéndose. Pero, este género es tremendamente adictivo y es probable que aún adelantándose y descubriendo qué ocurrirá en los próximos capítulos de la serie muchos espectadores sigan enganchados al televisor.

Entre sus virtudes, haber creado un producto entretenido y con ritmo y con un elenco, en líneas generales, bastante solvente. Siempre grandiosa, Blanca Portillo imprime su carácter a su personaje Alicia Castro que recuerda al que interpretó en la serie acusados (la jueza, Rosa Ballester), en esta nueva ficción también ejerce de jueza. Notables Aida Folch y Àlex Monner, mientras que Francesc Garrido, Carles Francino, Nancho Novo, Antonio Dechent y Mar Sodupe resultan convincentes en sus roles y siempre es una alegría encontrarse con un niño que lo hace tan bien como Noa Fontanals.

En el primer capítulo se encargaron de dejarnos claro quién es quién en el mundo familiar y profesional de Juan Elías, el amnésico (o eso quiere hacer ver él) abogado y catedrático de Derecho que sufre un accidente de tráfico que coincide con la desaparición de su sobrina Ana, en realidad hija de la hermana de su mujer, importante dato a tener en cuenta. Hasta el próximo capítulo no entrará en juego la policía y es una de las cosas que resultan sorprendentes -da la sensación de que nadie está buscando a la chica. Probablemente mezclar a la policía en este capítulo de presentación lo hubiera sobrecargado, puesto que en él confluyeron familia y un abundante entramado jurídico, pero sí se podría haber hecho alguna alusión “visual”.

Es una serie que se deja ver con gran facilidad, está bien interpretada, cuenta con un ritmo ágil y nos lleva a un mundo de enredos en las más altas esferas del poder, que a ciertos espectadores, como es mi caso nos encantan. Siguiendo la estela de Motivos personales, Acusados, Sin identidad o Bajo sospecha llega Sé quién eres y sí, veré el segundo capítulo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *