24 julio 2015 Cine en televisión, Crítica, Estrenos, Profesionales

Sharknado 3 no defrauda con un apoteósico final

¡Cuidado con los SPOILERS! Los seguidores de la saga Sharknado hace tiempo que están entregados a este producto de SyFy y tener un público fiel es un gran logro. Por eso, los números han vuelto a acompañar a Sharknado 3 en su estreno mundial y su repercusión en Twitter ha sido brutal. Esto ha derivado en que el canal ya prepare una cuarta parte y en que haya lanzado una pregunta vital en la citada red social. Sí, es un SPOILER: #Aprillives o #Aprildies, así que el destino de Tara Reid depende de los fans.

En Estados Unidos la película tuvo un mejor estreno que la primera parte (1,4 millones de espectadores), pero algo más flojo que la segunda (3,9 millones de espectadores), con 2,8 millones de espectadores. Sin embargo, se espera que esta cifra crezca con los sucesivos pases y con los datos de DVR. La película contó con bastantes cameos, pero el más reconocible a nivel mundial fue el de George R.R. Martin, autor de la saga de novelas de “Juego de tronos” que estuvo encantado de aparecer en la película y que incluso tenía una frase que fue cortada del montaje final, pero seguramente será aprovechada para los extras del DVD. No tardaron algunos en comentar que cosas como esta le retrasaban en la escritura de la próxima novela de la saga, pero como cuenta el director de Sharknado le dieron todas las facilidades y se trasladaron a México para rodar con él.

¿Qué se puede ver en la tercera parte? Patriotismo al máximo y “la familia es lo primero” con unos tiburones cada vez más agresivos e impredecibles. En mi opinión la segunda parte tenía un ritmo más regular, pero esta tuvo un comienzo vibrante y un final apoteósico, además de momentos estupendos como la muerte del personaje de Frankie Muniz (Malcolm in the middle), despiadada al máximo, o la aparición de David Hasselhoff (El coche fantástico, Los vigilantes de la playa), todo un personaje en sí mismo al que le dieron un final de altura. No nos podemos olvidar de Bo Derek y de la vuelta de un personaje que vivió en sus carnes lo que es ser tragada por un tiburón, Nova (Cassie Scerbo). Desternillante es la secuencia en la que Finn (Ian Ziering) y la joven estrellan un avión en una piscina y salen de la misma en ropa interior y luciendo cuerpazos a cámara lenta, muy al estilo Vigilantes de la playa.

Además lo bueno de las películas que carecen de vergüenza es que no escatiman en hacer homenajes a todo lo que les guste o sugiere, muy a su manera eso sí, y no se libraron dos sagas: James Bond y La guerra de las galaxias. Tampoco les importa flotar en un ambiente absurdo continuo, ese es el filón que deben explotar; nadar en la inverosimilitud de lo que dicen y en diálogos que si tuvieran sentido estarían desaprovechados o hacer unas transiciones entre secuencias tan forzadas que solo provocan carcajadas. Lo mejor de todo es que se ríen de lo que hacen y esto es lo que ha provocado el fenónemo Sharknado.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *