8 octubre 2011 Animación, Cancelaciones, FOX, Internacionales, Nueva temporada, Profesionales, Series

Como contemplábamos hace unos días, hacer públicas las negociaciones salariales entre las bambalinas de Los Simpson servía a Fox para dar un ultimatum a sus actores, demostrándoles que sus peticiones iban en serio. Cuando todo parecía perdido para la renovación de la serie animada de Matt Groening, puesto que 20th Century Fox iba a salir ganando de un modo u otro, los intérpretes han tenido que acabar cediendo ante el poder de la major, aunque solo reduciendo su salario por capítulo en un 30% y no en un 45% como amenazaba la cadena.

La liebre saltó el viernes -día en el que los responsables del trato tenían su última reunión de acuerdo- cuando el actor con el rostro más reconocible del reparto principal, Harry Shearer, hizo una declaración pública argumentando que le podían recortar un 70% el sueldo, siempre que le dieran un porcentaje de las ganancias paralelas (repeticiones en sindicación, merchandising…).

Una lucha fútil, que como ya decíamos hace unos días, los dobladores -compuesto también por Dan Castellaneta (Homer), Julie Kavner (Marge), Nancy Cartwright (Bart), Yeardley Smith (Lisa) y Hank Azaria (Moe, Chief Wiggum, Apu)- lleva teniendo desde 1998.

Al final, parece que este objetivo tampoco se ha vuelto a lograr, aún y cuando la serie ha recibido dos nuevas temporadas, lo que le llevará a alcanzar la cifra redonda de los 25 años y a engordar un poco más su inalcanzable récord. Los actores, que cobraban previamente 440 mil dólares por cada uno de los veintidós episodios (y lo llevan haciendo desde la última negociación en 2008), ganarán ahora alrededor de unos 300 mil. Lo que deja claro que el modelo de negocios que Fox declaraba caduco, no lo es tanto.

Vía | Deadline Hollywood

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 octubre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *