14 junio 2017 Programación, Reality show, Telecinco

Supervivientes 2017: recompensas, favoritismos y Kiko vetado por sus compañeros

Supervivientes 2017: Tierra de Nadie mostró la forma de actuar de los concursantes. Uno se guiaron por el egoísmo y otros por la solidaridad y volvió a aparecer la sombra del favoritismo hacia Gloria Camila.

El juego de la tentaciones sirvió para dejar más claras las cosas. Kiko fue tentando con un plato de espaguetis para él o un par de piñas para el grupo, al saber que podía compartirlo con su novia, optó por la primera opción y dejó sin las piñas a sus compañeros. Este ya estaba quemado y enfadado porque sus compañeros le habían eliminado de la prueba del líder.

Supervivientes 2017: recompensas, favoritismos y Kiko vetado por sus compañeros

Gloria Camila también pensó en ella y optó por una recompensa sorpresa, un colchón. La contrapartida, los chicos no podrán salir a pescar. Ella lo justificó diciendo que las chicas también podían hacerlo. Además Laura Matamoros también benefició indirectamente a Gloria, pues eligió romper el castigo que las une y no acabar con la penalización de comer crudo de Gloria Camila y Kiko.

La hija de Kiko Matamoros se quejó de lo descompensadas que estaban las recompensas, algo que también hizo Iván a quien al principio no le pareció bien tener que raparse el pelo para poder disfrutar de tres bocadillos de calamares, pero al final aceptó. Alba Carrillo se quedará sin nominar, lo hará alguien por ella al azar, pero se comió una hamburguesa, mientras que Juan Miguel no vio un dibujo de su nieto a cambio de un plato de albóndigas que compartió con Alejandro, Laura y Paola. Alejandro no quiso comer pollo y compartirlo con un compañero a cambio de una nominación directa.

José Luis eligió un kit para preparar pan y declinó hablar con su mujer -al final fue el único que no comió y no entendemos muy bien la explicación que dio Lara Álvarez para que no lo hiciera: ¿había renunciado a su derecho? Renunció a hablar con su mujer, los que renunciaron a comer fueron Paola y Alejandro. Mientras que Paola permitió que el grupo mantuviera su equipo para hacer fuego y rechazó una tarta de chocolate con lágrimas en los ojos.

Los que está claro es que la gran beneficiada de la noche, una noche más, fue Gloria Camila que comió espaguetis, tiene un colchón donde dormir, ya no tendrá que estar unida a Laura Matamoros, sigue concursando con su novio y además participará el jueves en la prueba del líder enfrentándose a Alejandro, Laura y Alba. Eso sí, tanto ella como Kiko están nominados contra José Luis que ayer demostró pensar en el grupo por encima de sí mismo.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *