21 junio 2017 Profesionales, Programación, Reality show, Telecinco

Supervivientes 2017: más comida como recompensa, Bigote enamorado y José Luis olvidado

Ayer en Supervivientes 2017: Tierra de Nadie, los concursantes recibieron más comida como recompensa, algo que está siendo más que habitual en esta edición; Bigote Arrocet mostró su amor hacia María Teresa Campos cuando está a punto de regresar a España y enfrentarse en plató a Jorge Javier Vázquez mañana y José Luis Losa se convierte en el gran olvidado por sus compañeros y como se queja su familia y amigos, por la organización.

Los concursantes recibieron más comida, una vez más y aunque el concurso no es un hotel de cinco estrellas, el estado físico de algunos evidencia que su supervivencia no ha sido tan dura como en anteriores ediciones. Los cuerpos de Alejandro y Gloria Camila, dos ejemplos opuestos, no indican que ambos hayan estado participando en el mismo concurso. Ayer entre las suculentas recompensas, Laura Matamoros fue una de las grandes beneficiadas con un súper sándwich y Alba Carrillo acabó cambiando su brócoli por los donuts de chocolate de Iván.

Supervivientes 2017: más comida como recompensa, Bigote enamorado y José Luis olvidado

Una de las imágenes más impactantes del programa fue la de Laura Matamoros tras haber sido picada por una araña y que hizo que sus labios se inflamasen considerablemente. Mientras Gloria Camila sigue echando de menos a Kiko y deseando ser la expulsada de mañana y ha echado la culpa de la marcha de su novio a Iván. En la casa del árbol, el extronista se muestra muy resolutivo e incluso tiene tiempo para escribir poemas a su chica y es que su aniversario se acerca: el 24 de junio y al concurso le interesa que ambos sigan en Honduras para entonces.

Bigote Arrocet será entrevistado mañana por Jorge Javier Vázquez y podrá ver a su pareja, María Teresa Campos que tiene muchas cosas que contarle. “Quiero mucho a mi “Morita”, soy muy afortunado y me encanta estar con ella”, contaba después de haber disfrutado de un fantástico desayuno y añadía: “A mí, nunca, la familia de Teresa, ni Rocío (Carrasco), ni Fidel (Albiac) me hablaron mal de Gloria, en absoluto. Y se lo conté a ella”.

Mientras la salud de José Luis es un tema que no acaba de resolverse y eso hace que sus compañeros ya no le echen a faltar. Su mayor apoyo, Iván se ha dado cuenta de que puede hacer muchas cosas sin la ayuda del cocinero y se siente un “súper” superviviente. En las redes sociales la familia y amigos de José Luis indican que este se encuentra bien y algunos tuits apuntaban a que si en el programa no se menciona esto con claridad es porque interesa que él sea el expulsado del jueves.

Ante este asunto Jorge Javier decía lo siguiente: “Ni estamos especulando ni jugando ni dejando la incógnita sobre el estado de salud de José Luis para generar audiencia. Al concursante se le están haciendo pruebas para ver si puede continuar o no puede continuar en el concurso y pese a que evoluciona favorablemente mañana se le realizaran más pruebas”.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *