2 junio 2017 Programación, Reality show, Telecinco

Supervivientes 2017: sorpresas para Laura y Juan Miguel y los amigos gais de Kiko

Además de la unificación, la expulsión de Leticia Sabater y las nominaciones de Bigote Arrocet, Kiko Jiménez y Laura Matamoros, ayer Supervivientes aportó muchos contenidos extra. Paola Caruso se disculpó con Gloria Camila por las alusiones a su físico, algo en lo que era reincidente, y la hija de Rocío Jurado y Ortega Cano dejó claro a la italiana que no le interesa hablar de algo que comparten: ambas fueron adoptadas.

Asimismo Benji, el novio de Laura Matamoros, entró por teléfono. El chico se mostró bastante frío y distante con Jorge Javier Vázquez, pero demostró que está muy enamorado de su “amorcito”. Le contó que su familia la estaba apoyando fuera y aprovechó para darle muchos consejos de cara al reality show -entre ellos que no se fiara de nadie y que allí todos eran sus rivales- hasta que el presentador le paró los pies y le dijo que no podía hacer esto.

Supervivientes 2017: sorpresas para Laura y Juan Miguel y los amigos gais de Kiko

También Juan Miguel recibió una sorpresa. Su hija Rocío acudió de visita a Honduras y su padre no podía estar más contento. Para poder llegar hasta ella tuvo que pasar varias pruebas y demostró que cuando quiere, puede. En la gala se emitieron unas imágenes en las que Alejandro piropeaba a Gloria Camila y Jorge Javier quiso saber qué pensaba Kiko.

El ex tronista aseguró que al modelo lo ve “como un amigo gay” y que aunque “el muchacho es apañado”, él está muy seguro de si mismo y no lo ve como una amenaza. Antes de que se liara más, su novia intervino justificando las imágenes y asegurando que la conversación iba en broma y que Alejandro para nada es su tipo -poco dijo este, excepto que no estaba interesado en la hija de Ortega Cano. Tras el comentario sobre “el amigo gay”, de la boca de Kiko salieron afirmaciones como “yo no tengo nada en contra de los gais” o “tengo amigos gais”. El joven es uno de los nominados de la semana y con estos comportamientos se está tirando muchas piedras contra su propio tejado.

Ayer se cumplía el undécimo aniversario de la muerte de Rocío Jurado y a su hija le ponían unas imágenes en las que su madre le cantaba a ella y a su hermana cuando eran muy pequeños y no podía reprimir sus lágrimas.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *