22 septiembre 2014 Adaptaciones, Crítica, Estrenos, Internacionales, Profesionales, Programación, Series

The Mysteries of Laura: Laura Diamond ha perdido el encanto de Laura Lebrel

Desde el comienzo del capítulo, una de las frases recurrentes para cualquier seguidor de “Los misterios de Laura” debería ser “Ésa no es Laura. Aceptando que en Estados Unidos los policías disparan mucho más que en España, en su primera aparición vemos a Laura Diamond disparando a un hombre –se pudo ver en el tráiler– y esto ya es “raro”. Laura Lebrel siempre ha estado muy apartada de las armas de fuego. También sabemos que allí tienen más presupuesto y por eso, lo primero que nos muestran es una persecución en coche por las calles de Nueva York que no tiene demasiado sentido.

Algo que se muestra desde el principio es a una Laura Diamond mucho más propensa a perder los nervios y gritar que Laura Lebrel y no solo desordenada como “nuestra Laura“, sino que va un paso más allá: su entorno es sucio, aunque ella vaya impoluta. Nos lo dejaron claro unas cuantas veces a lo largo del piloto, dejando restos de comida en cualquier parte; sabemos que a Laura le gusta comer, pero no lo hace como si fuera Belén Esteban en Sálvame -algo similar nos mostraron cuando Diamond devora un trozo de tarta en una de las secuencias-.

Esta Laura no es despistada, algo desordenada, come más de la cuenta y tiene que hacerse cargo de sus hijos con resignación. Esta Laura se pasa con el histerismo; aunque lleva gabardina de diseño, se la muestra como “sucia” y sus hijos -que no son traviesos como los originales, sino unos verdaderos delincuentes preescolares- le han hecho pasar el límite de su cordura. Debra Messing es una estrella, nadie lo niega y la mejor solución en las adaptaciones es tomar la esencia y dotar al producto de un aire local. Sin embargo, la esencia de Laura Lebrel solo se ve en escasísimos momentos y esto nos hace echar mucho de menos a María Pujalte y Los misterios de Laura. Laura Diamond ha perdido el encanto de Laura Lebrel.

El resto de personajes sigue la línea algo “histérica” del producto. Entre los “mejor logrados”, Laz Alonso dando vida al personaje de Oriol Tarrasón (Martín) y Max Jenkins, al de César Camino (Cuevas). Aunque lo cierto es que después de visionar el piloto nada hace pensar que esta serie se sitúe en la lista de favoritas para ver cada semana en casa de un estadounidense medio.

Esperamos que Televisión Española conceda una cuarta temporada a la original, pues la española es una ficción con calidez, que despierta emociones, y con mucha más calidad, ingenio y que sí merece ser vista semana tras semana, a pesar de que su presupuesto comparado con la estadounidense sea ridículo.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. La versión estadounidense de Los misterios de Laura se estrena el jueves en La 1 19 junio 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *