14 octubre 2014 Crítica, Internacionales, Nueva temporada, Profesionales, Programación, Series

The Walking Dead arrasa en el comienzo de su quinta temporada

El título del capítulo prometía mucho y es que “No sanctuary” nos podía dar una idea de lo que se cocía dentro del lugar al que gran parte de los protagonistas llegaban al final de la pasada temporada creyendo que encontrarían un espacio donde la sensación de destrucción se atenuaría. Aquello no era Woodbury, era mucho peor tanto de estética como de contenido, y lo supieron nada más alcanzar su destino. Por eso, el comienzo de la nueva temporada prometía mucho y fueron 17,3 millones de espectadores los que decidieron averiguarlo en Estados Unidos otorgando el rating más elevado para un episodio de estreno en la historia del cable. La serie llegó a 11 millones de espectadores entre los 18 y 49 años. Además “The Talking Dead” también estableció su récord con 6,9 millones, 4,5 en el grupo entre 18-49 años.

La cadena AMC intentó minimizar el pirateo de este capítulo, distribuyendo el capítulo por todo el mundo en las 24 horas siguientes. En España se pudo ver en Fox anoche. Sin embargo, la ficción también ha batido records en este sentido “Excipio” afirma que fue bajado por 1,27 millones de direcciones únicas IP en todo el mundo en las primeras 24 horas desde su estreno. Una cifra muy superior al estreno de las dos anteriores temporadas que registraron 178.000 y 296.0000 bajadas respectivamente.

¡SPOILERS! “No sanctuary” comenzó mostrándonos lo sanguinarios que eran sus habitantes y cómo a través de una perfecta organización que se asemejaba a un matadero de animales y a un campo de concentración, dejaban salir lo peor del ser humano. Exterminados con un golpe y cortándoles la yugular se desangraban sus rehenes y luego los exponían en otra habitación despedazados como si de una carnicería al uso se tratara. En otra habitación se amontonaban los recuerdos de los que hasta allí llegaron. Interesante saber que aquello fue un santuario hasta que “algo” ocurrió para convertirles en asesinos despiadados -nos dieron fogonazos de ese momento, pero no mostraron nada en concreto-.

Estupendo fue el reencuentro entre Carol y Rick. Ésta ya se había “ganado” su readmisión en el grupo después de su heroica acción en el santuario, con un vestuario que nos recordaba a Clint Eastwood, pero el que tenía que certificar esto era Rick. Poco queda del hombre que cultivaba la tierra y no quería verse inmerso en una espiral de violencia, pero es el mundo que vive y está claro que la cuarta temporada y su final le han llevado a cambiar el chip. Ahora seguramente entiende a Carol y sabe que a veces hay que hacer cosas que no quieres para sobrevivir.

Precioso y emotivo fue el momento en el que Rick y Carl se encuentran con la pequeña Judith. Un rayo de esperanza en un mundo con más zombis que nunca y más rápidos de reflejos de lo que recordábamos y por supuesto, lleno de amenazas humanas.

Podéis seguir La Cosa Rosa en Twitter (@Lacosarosa)

Vía | Aceshowbiz

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *