30 octubre 2012 Crítica, Internacionales, Series

La tercera temporada comenzaba con unas cifras de audiencia espectaculares, como os contábamos hace unas semanas, en su premiere el 14 de octubre superaba los 15 millones de espectadores en los pases de toda la noche y rozaba los once en su emisión de estreno. También esperábamos algo más del comienzo de la tercera entrega.

Independientemente del resultado de audiencia del tercer capítulo -mejoró las cifras del segundo con un 5,4 en el rating entre los adultos de 18-49 años y 10,509 millones de espectadores en su estreno-, este ha sido el mejor de la tercera temporada y también ha superado a la gran mayoría de los tediosos episodios de la segunda entrega. Por fin, nos presentaban al Gobernador y con él, al mundo de supervivientes que ha creado alrededor de la ciudad de Woodbury.

¡SPOILERS! Se agradece que dedicarán todo el capítulo a este enigmático personaje que se niega a desvelar su verdadero nombre, que se erige como un salvador piadoso, pero oculta bastantes secretos -algunos que nos mostraron y otros que seguro se revelerán en las próximas emisiones.

La aparición estelar de David Morrissey como The Governor (el Gobernador) sirvió para mostrarnos de nuevo al más que desagradable Merle (Michael Rooker) y contarnos cómo le va a Andrea (Laurie Holden) con su nueva y silenciosa compañera Michonne (Danina Gurira). Lo único que supimos del resto de supervivientes es lo que Andrea contaba a Merle, pero ella lleva fuera de ese grupo siete u ocho meses como recordaba.

La excesiva amabilidad del Gobernador, pero el hecho de que les quitara sus armas, hace que Michonne no se fíe de este líder, algo que a Andrea no le ocurre e incluso parece que se ha quedado prendada por el carácter de este. Aparte del futurible encuentro entre Dixon y Merle, el choque entre el Gobernador y Rick promete porque ambos van sobrados de ego.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

Foto | AMC

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *