10 febrero 2015 Crítica, Internacionales, Profesionales, Programación, Series

The Walking Dead regresa con fuerza y con continuidad

The Walking Dead se ha convertido en un fenómeno mundial y aún me pregunto cada vez que veo un capítulo qué hacen tantos millones de personas en Estados Unidos viendo una serie como esa y lo que es más increíble pagando por verla. No me refiero a su calidad, puesta en escena o actores, voy más allá y pienso en la dureza de lo que está contando. Lo cierto es que es innegable que tanto allí como aquí como en todo el planeta queremos ver qué pasa con los supervivientes en un mundo lleno de zombis que nos pintan como “inofensivos”, pero que al mínimo descuido desestabilizan la vida del grupo.

La serie regresaba el domingo con la segunda parte de su quinta temporada tras dejarnos con un horrible sabor de boca y enfadar a muchos seguidores que no estaban de acuerdo con lo que había ocurrido. Decíamos que los zombis podían llegar a ser muy peligrosos, casi siempre por descuidos de los protagonistas o bien porque estaban en ventaja en cuanto a su número, sin embargo, los humanos han sido los que más daño han hecho de una u otra manera al grupo.

Tras quedarse noqueados al final de la primera parte de la quinta temporada, se agarran a una esperanza para continuar y es que visto lo visto, viven de engañar a su mente con situaciones idílicas que sería extraño que se dieran, pero ¿quién podría culparles por querer hacerlo?

A pesar de la fuerte competencia que constituía la entrega de los premios Grammy, los fans estadounidenses respondieron y fueron 15,6 millones de espectadores, con un ocho de ráting en el grupo entre 18 y 49 años, quienes vieron el comienzo de la segunda parte de su quinta entrega. Antes de su parón marcaba 14,8 millones de espectadores, hay que recordar que la ficción ya ha sido renovada por una sexta temporada.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *