3 octubre 2013 Actualidad

Los trabajadores sociales piden final de Entre Todos
De entrada, parece que poco habría que decir en términos negativos sobre un programa que muestra valores tan buenos como Entre Todos. Sin embargo, la subjetividad humana y profesional también ayuda a aportar diferentes puntos de vista sobre una situación.

El Consejo General del Trabajo Social, del que forman parte los asistentes sociales y los diplomados en trabajo social pide a TVE que finalice el programa Entre todos, presentado por Toñi Moreno, quien anteriormente, presentó Tiene Arreglo.


Los motivos que justifican esta medida es que el programa “promueve la sustitución de los derechos sociales por la caridad, sin respetar la dignidad de las personas“. Más concretamente, han explicado mediante un comunicado que “no aborda los problemas desde el punto de vista de la universalidad de la ayuda, la planificación de esa ayuda, la confidencialidad de los datos de la persona afectada y la involucración de la familia en su proceso de recuperación económica y social, entre otros“.

Ana Lima, rechazó la invitación que recibió por parte del programa al acudir como experta. Lo cierto es que en medio de toda esta polémica, habría que preguntar a las personas que encuentran una puerta de ayuda en Entre Todos, si de verdad, sienten que este programa atenta contra su dignidad o más bien, no es un punto de apoyo para encontrar una luz al final del túnel.

Los casos que se presentan en Entre Todos en muchos casos, son de personas que viven una situación límite. Personas que ya han agotado otras puertas y quieren pedir ayuda. Y este programa, muestra que no existe nada de indigno en pedir ayuda ni en ofrecerla porque la base de Entre Todos es que el bien colectivo suma bienestar al bien individual.

A todo ello, habría que añadir que Toñi Moreno es una profesional con unas cualidades muy positivas en el trato cercano y directo cuando se trata de hablar de temas personales. Es un programa que muestra la valentía de tantas personas que dan lo mejor de sí mismas incluso en circunstancias de adversidad al pedir ayuda. Y el programa, se convierte en un medio para despertar la solidaridad de tantas personas que tienen buen corazón. En cualquier caso, conviene tener en cuenta el criterio de los trabajadores sociales para poder valorar una mejor forma de hacer las cosas.

Vía | El Periódico

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios
  • cotillera profesional

    Si servicios sociales hicieran su trabajo, quizás esta gente no tendría la necesidad de acudir a estos programas. Los que alguna vez hayáis acudido a ellos alguna vez para algo, me entenderéis perfectamente.

  • FRan

    !Cuanto molesta a los vividores del “bienestar social” que les hagan la competencia con más sencillez y resultados que con sus inútiles planes¡

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *