14 septiembre 2011 Internacionales, Nueva temporada, Profesionales, Series

Díficil contar algo sobre el final de la cuarta temporada de True Blood sin lanzar un buen número de spoilers a los que no lo habéis visto todavía. Así que no sigáis leyendo, sólo deciros que como comentaba Nelsan Ellis (Lafayette), el final puede dejar enfadados a algunos espectadores, a mí si me ocurrió. Hubo unas cuantas cosas que no me gustaron como espectadora, pero tengo que decir que esto no quiere decir que sean giros malos para la trama. Se nos muestra una quinta temporada con grandes perspectivas.

¡¡¡SPOILERS!!! Como suele pasar al final de las temporadas de True Blood, tenían que solucionar el problema de la temporada y éste era Marnie. Nos dimos cuenta en el capítulo 11 que ella era la que dominaba Antonia cuyo réncor se había ido apagando al comprobar en qué estado se encontraba cuatrocientos años después de su quema en la hoguera. En realidad, Marnie ya estaba muerta al inicio del cierre de temporada, pero había poseido el cuerpo de Lafayette y la tragedia se veía venir y así fue como perdimos al primer personaje del capítulo. Jesús (Kevin Alejandro) moría a manos de un Lafayette que actuaba dirigido por Marnie.

Tras hacerse con el poder de “brujo” de Jesús, Lafayette, con una túnica y un recogido en el cabello al más puro estilo Falete, iba a por Bill y Eric, pero estos se salvaban gracias a Sookie (Anna Paquin), Holly (Lauren Bowles) y Tara (Rutina Wesley) y a la ayuda de algunos espíritus entre ellos el de Antonia y de la abuela de Sookie. Tras acabar con este lío, la telépata les dejaba claro a los dos vampiros que no iba a estar con ninguno de los dos, ¡qué desperdicio! Entonces, caía el segundo personaje del capítulo, la portavoz de la autoridad y de los vampiros Nan (Jessica Stuck) a quien mataba Bill (Stephen Moyer) con ayuda de Eric (Alexander Skarsgard). Parece que en la quinta temporada tendrán la aposición de este organismo.

Siguiendo con los vampiros, dejábamos a Pam (Kristin Bauer) llorando tras ser repudiada por Eric; a Jessica (Deborah Ann Woll), enrollada con Jason (Ryan Kwanten), con Hoyt (Jim Parrack) destrozado tras conocer la traición de su amigo. Además, a la vida de Jason volvía un antiguo conocido, algo cambiado: el reverendo Steve Newlin (Michael McMillian) con colmillos incluidos, un personaje que personalmente siempre me ha gustado.

Tampoco las cosas eran fáciles a para Sam (Sam Trammell) que enterraba a su hermano Tommy (Marshall Allman) y acaba su parte en el capítulo asediado por un lobo. Mientras Terry (Todd Lowe) recibía la visita de un compañera del ejército, aparecía Scott Foley. Tampoco la temporada acababa bien para su pareja Arlene (Carrie Preston) que veía al espíritu el del padre de su hijo pequeño Renee, que le advertía que tuviera cuidado con Terry. Otra camarera del Merlotte, Holly dejaba abierta una puerta a una posible relación con Andy Bellefleur (Chris Bauer).

Pero, no nos olvidemos de Sookie que se iba a su casa, bueno la de Eric, acompañada de Tara y Lafayette, pero recibía la visita de Debbie Pelt, la novia de Alcide (Joe Manganiello), disparaba a Sookie, pero Tara se interponía y el disparo de la mujer lobo le volaba la mitad de la cabeza. Sookie forcejeaba con ella y Debbie moría, pero no sabemos que será de Tara. Tendremos que esperar siete meses para conocerlo y también para volver a ver a Russell Edgington (Denis O´Hare) que todo indica que se ha liberado de sus cadenas y ha conseguido volver a escena.

Puedes seguir Telelocura en Twitter.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • maria

    Cada una de las temporadas de esta serie me ha parecido muy buena, impacta de una forma extraordinaria con los nuevos personajes ya venturas en las que se ve envuelta sookie, sin duda true blood es una de las series sobrenaturales mas interesantes y completas que hay en la actualidad que dio un giro total a las tradicionales historias de vampiros

Enlaces y trackbacks

  1. Lo que nos espera en la quinta temporada de True Blood 15 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *