9 mayo 2016 Programación, Reality show, Telecinco

Víctor Sandoval y su abandono de minutos y Antonio Tejado sin dolor en Supervivientes 2016

Víctor Sandoval protagonizaba uno de los abandonos más extraños de Supervivientes. Se despedía y se marchaba en una barca para regresar a los diez minutos a Laguna Cacao como contaba Sandra Barneda. Además se veían unas imágenes inéditas que mostraban que tras abandonar el reality show Antonio Tejado disfrutaba de la piscina del hotel en el que se hospeda sin sufrir -en apariencia- ningún dolor.

En el programa también se podía ver cómo las cosas están más calmadas en Laguna Cacao con Dulce. Todos están intentando que la convivencia vaya mejor, algunos colaboradores opinan que Mila Ximénez ha visto que la niñera tiene apoyo fuera y quiere controlar la situación. Mientras que en Playa Paraíso se han formado dos bandos: Cristian, Suso y Steisy contra Mario y Dioni con Yola sin saber qué hacer y dejándose querer tanto por el extronista como por el italiano -para el que ha pedido su salvación a sus seguidores. Además la audiencia a través de la app del programa les quitaba la pulpería durante toda la semana.

En Playa Paraíso se han formado dos bandos: Cristian, Suso y Steisy contra Mario y Dioni con Yola sin saber qué hacerVíctor Sandoval se sentía inútil tras las palabras que había escuchado el jueves de Jorge Javier Vázquez que afirmaba que todos tendrían que cazar, pescar y hacer fuego. A eso se unió a la mala noche que pasó por el frío en la que sintió que hubiera muerto si Paco no le hubiera acercado al fuego. Esto hizo que decidiera marcharse, pero tras una charla con el director del programa regresara con mucha energía y dispuesto a intentarlo. Eso no convencía a Mila Ximénez que opinaba que se marchara el jueves y no quería hacerse muchas ilusiones del regreso de su amigo junto al que lloró su marcha.

Mientras los rumores hacían que muchos creyeran que Antonio Tejado fingía sus problemas de salud o que al menos los exageraba. Esto se pudo comprobar con unas imágenes en las que disfrutaba de un bañito en la piscina y se atrevía a lanzarse de cabeza. Al ver el vídeo, su madre se quedaba perpleja, pero tenía claro, por encima de todo, cuál es su papel y decía: “Me alegro de verlo así. Prefiero que sea una farsa a verlo mal”.

En Cayo Paloma, Yurena y Miriam Saavedra intentaban ser positivas y se animaban con frases de manuales de autoayuda, además se tenían que despedir del garífuna, Víctor.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *