27 mayo 2016 Profesionales, Programación, Reality show, Telecinco

Víctor Sandoval dramático y Carlos Lozano contento de ver a su novia en Supervivientes 2016

Víctor Sandoval se ponía dramático tras saber que era el segundo salvado por la audiencia de Supervivientes 2016 tan solo detrás de Yola Berrocal. Se imaginaba siendo expulsado y pudiendo hablar con su madre, Ascensión, desde el hotel porque ayer era su cumpleaños y cumplía 89 años. El superviviente comenzaba a llorar y explicaba que sus días en Honduras le estaban sirviendo para recordar su infancia y descubrir lo que la quiere.

El concursante prometía pasar más tiempo en Madrid con ella en “los últimos años que la quedan” y anunciaba que lo que ganará en Supervivientes le servirá para volver a comprar el pequeño piso en la calle de la Palma que sus padres adquirían para él hace años con mucho esfuerzo. La organización le daba una sorpresa y podía hablar con su madre que se mostraba tranquila y cariñosa ante las palabras de su hijo. Le explicaba que le estaba viendo su concurso y que lo estaba haciendo muy bien y ambos se intercambiaban muestras de amor en lo que fue lo más emotivo de la noche.

Carlos Lozano era a priori uno de los principales platos de la gala de Supervivientes 2016. El presentador de la quinta edición de “Granjero busca esposa” visitaba a su novia, Miriam Saavedra, aunque advertía que las muestras de cariño físico iban a ser pocas porque su hija Luna podía estar viendo la televisión.

Yurena era la primera que veía a Carlos Lozano y se le encomendaba la misión de hacer creer a su amiga que su pareja había estado allí, pero que se había marchado sin más solo transmitiéndole un mensaje. La cantante realizaba su cometido, pero Miriam se olía algo y no acaba de creerse una idea que para ella carecía de sentido. Así que acababa encontrando a su novio en una cabaña de paja montada por la organización y se volvía loca de alegría.

Carlos Lozano obsequiaba a Miriam y a Yurena con un asado y limonada y estas comían como si no lo hubieran hecho nunca. El presentador alucinaba con su manera de comer y las dejaba tranquilas. Un primer encuentro breve y menos intenso de lo esperado que todo indica que tendrá segunda parte como ocurrió con Mila Ximénez y Alba y Carla y su madre.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *