La actuación de Risto en La Noria

La actuación de Risto en La Noria

Escrito por: Julián Echolls    26 julio 2009     Comentario     3 minutos

Risto fue invitado esta noche al programa de Telecinco, La Noria. Ya lo habíamos anunciado con antelación y, como supusimos, el “polémico” (guiño a Risto) publicista no nos dejó insatisfechos. Al menos, conmigo no lo hizo. Durante una apacible charla nocturna nos habló con su particular solemnidad y su característica personalidad sobre las ideas que tiene en torno a Operación Triunfo, la televisión, y sobre su “papel”, ficticio o no, realizado en el primer programa.

Jordi González le hizo una entrevista conciliadora, en la que Risto pudo desenvolverse con soltura, como mejor lo sabe hacer: hablando, dando sus puntos de vista sobre las distintas coyunturas en las que le metían. Por ejemplo, sobre su supuesto “rol” en el programa. ¿Es personaje, actor, o realidad? Volvió a insistir una vez más en que él es persona tanto fuera de cámara como en los distintos programas donde aparece, sólo que en esos programas toma una postura al igual que todos los demás, espectadores o presentadores varios. Que no muestre al Risto cariñoso no significa que esté haciendo un papel, sino que no es el contexto en donde debe hacerlo aparecer. Me pareció acertada esta opinión, como casi todas las que hizo durante la noche de este sábado.

Hace poco tiempo hablé aquí sobre la sospechosa fiabilidad de su humanidad en cámara, y ahora me reafirmo: la hay. Sus ideas son maduras y propias, no las maneja nadie más que él mismo y eso se muestra en algo que sólo algunas personas, personas que suelo acabar por admirar, tienen: integridad. Risto, cause el asco que cause a algunos, es un tipo legal e integro, que no muestra siempre su mejor cara a aquellos que precisamente critica porque tiene motivos para hacerlo: un programa de alcance nacional, pesetero, que sólo busca el beneficio de sus concursos, importándoles muy poco el fracaso de sus triunfitos (llamado por Risto “fracasitos”), personas con mucha cara dura y una hipocresía enorme, políticos con los que no simpatiza, y un sinfín de etcéteras.

Próximamente sabemos también que Risto presentará un programa de actualidad en el que ha dicho esta noche que tratará de hacer lo mismo que con los triunfitos, pero esta vez criticando a los que están arriba, a los que tienen más poder, aunque, en boca del publicista, “me tenga que exiliar luego”.

Me encantó sobre todo cómo habló de la televisión actual. Opinión con la que comulgo hasta el fin de toda ella. No suelo ver la televisión desde hace algunos años. No la televisión de parrilla, quiero decir. Cosas algunas de vez en cuando, de casualidad, pero poco más. Pero lo que veo, me da miedo. Me da miedo por el nivel de artificialidad al que se está llegando. Y lo peor, es que la gente se lo cree. Bradbury vaticinó mucho con Fahrenheit 451 al hablar de todo esto, por eso fue un genio, entre otras cosas. Risto acertó mucho cuando dio a la noche el broche que faltaba diciendo lo siguiente: “me parece que estamos pasando del erotismo a la pornografía”.

Foto | Laopinioncoruna


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.