After, el brillante regreso de The Walking Dead

After, el brillante regreso de The Walking Dead

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    12 febrero 2014     Comentario     2 minutos

Desde que acabase la primera y corta temporada de The Walking Dead, las siguientes entregas me han llegado a aburrir con excepción de algunos capítulos como Pretty Much Dead Already y de personajes como el Gobernador que han dado un poco de luz al anodino transcurso del tiempo entre zombis. Ya sabéis que antes de que se estrenase la segunda temporada, Frank Darabont fue despedido por sorpresa -puesto que días antes había presentado la ficción en la cómic-con de San Diego- y entonces, The Walking Dead perdió su toque, aunque si es cierto que sobre todo, a partir de la tercera temporada ganó millones de espectadores.

A pesar de ser un exitazo, más de una vez me he preguntado si los zombis son tan atractivos para que la serie tenga audiencias que superan los quince millones de espectadores, el recorrido del show ha dejado mucho que desear para las expectativas que había creado. Recordemos la estática segunda temporada y una tercera, algo más movida por culpa de Michonne y del Gobernador, cuya excesiva dosificación de la acción y acontecimientos clave, me llegó a molestar en ocasiones.

En la primera parte de la cuarta entrega, observamos el declive de la vida en la cárcel y el ocaso del Gobernador que no se quiso ir sin hacer de las suyas. El fin de la estancia en la prisión nos lleva a un noveno capítulo de la cuarta temporada donde el caos reina entre los protagonistas.

El capítulo se llama “After” y sirve para contarnos hacia dónde se han dirigido Rick (Andrew Lincoln) y Carl (Chandler Riggs), además de Michonne (Danai Gurira). En realidad, como ya nos avanzaba el póster realizado para esta segunda parte de la cuarta entrega, el joven Carl tiene mucho que decir y protagoniza uno de los capítulos más bellos y notables de la serie.

Un episodio donde el adolescente se enfrenta a su padre con toda la rabia de un chico de esa edad que se encuentra en una situación desesperada y en un ambiente que no es propicio para vivir una adolescencia normal. La actuación de Chandler Riggs es espléndida. Además, aprovechan para contarnos algo más sobre la enigmática Michonne. Estas pinceladas personales narradas con ritmo pausado y poesía visual no implican que los zombis no estén presentes, ellos están por todas partes.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.