Berto ya tiene su propio show

Berto ya tiene su propio show

Escrito por: Ángel J. Blanco    13 marzo 2009     Sin comentarios     3 minutos

El ‘sobrino’ de Buenafuente volará el próximo domingo en solitario, pero sin desvincularse del late night de su ‘tío’. La Sexta estrena El programa de Berto, espacio semanal, que muestra al colaborador de BNF en estado puro.

A lo largo de 45 minutos, Berto realizará monólogos, sketches, cantará… El público puede estar tranquilo porque aunque es “un exceso de Berto, no se van a cansar”, dice el presentador.

No habrá colaboradores fijos, pero Berto deja la puerta abierta, sin excepciones, a todos aquellos famosos que quieran ir y pasárselo bien.


La popularidad le llegó hace año y medio con BNF. En ese tiempo, la audiencia ha sido testigo de la ‘transformación’ de Berto. Pero antes… ¿quién era Berto Romero?

Nació en Cardona, un pueblo minero de Barcelona, que en los años noventa vio cómo terminaba su explotación minera. A raíz de eso, “algunos nos quedamos sin perspectiva de trabajo ni futuro, pero fue un florecimiento de gente que se dedicaba a cosas culturales“, asegura.

Esto le llevó a introducirse en el teatro, luego la radio y posteriormente, la televisión. Algo que a priori no pensaba que sucedería porque de pequeño creía que “para salir en televisión había que ser guapo“.

Aunque a muy temprana edad quiso ser dibujante de cómics, abandonó la idea para estudiar periodismo sin vocación. En sus inicios teatrales con su compañía, El Cansancio, actúo en lugares inverosímiles: “Bares con tres borrachos, locales donde el guitarrista y yo superábamos en número al público, bibliotecas de la tercera edad…”, recuerda el catalán.

Detrás de sus gafas sin cristal también hay una historia. “En mi familia todo el mundo las lleva, menos yo, y eso que con esta nariz…, pero tengo una vista estupenda. Así que un amigo me las regaló y para trabajar en tele son ideales porque nunca reflejan”. Sólo se las pone cuando trabaja y por la calle va sin ellas: “Soy una especie de Clark Kent, pero sin superpoderes”.

A pesar de su aspecto de descarado, Berto es muy tímido y pierde toda la vergüenza en el trabajo: “Sobre un escenario tienes que sacar tus armas de seducción, ser gracioso y ocurrente”. No es supersticioso, pero antes de salir a escena tiene ciertas manías. Durante una época “daba tres golpes en la pared”, “jugaba con un regidor a tirar de un cable” o “tenía que llevar siempre un reloj porque sin él no podía actuar”.

El humorista siempre es capaz de sorprender. Una de sus aficiones fue fotografiar tortillas. “Mi sueño era darle algún día a mi hijo un álbum con toda mi vida a través de las que había hecho”. Consiguió llegar a cincuenta, pero perdió el interés. Así es Berto: un hombre “inquieto” que pone “todo el corazón” en lo que hace.

‘El programa de Berto’: La Sexta. Domingo, 22.30 h.

Vía | Diario 20 minutos.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.