Ciega a citas, ¿quién no conoce a una Lucía?

Ciega a citas, ¿quién no conoce a una Lucía?

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    11 marzo 2014     2 Comentarios     2 minutos

Ayer por la tarde se estrenaba la nueva serie de Cuatro “Ciega a citas”, una adaptación de la ficción argentina del mismo título, que pretende mejorar el rendimiento de esta franja en la cadena de Mediaset España. Lo cierto es que en su estreno, se emitieron dos capítulos, consiguió un estupendo resultado, lejos de los dominadores de la franja Sálvame en Telecinco y Antena 3 con Amar es para siempre, pero superando a Entre todos de La 1 y Zapeando en laSexta -que marcaba ayer su máximo. Ciega a citas se estrenaba con 902.000 y 7,6%.

La primera sensación que se tiene al verla es que es un producto agradable, simpático y con el que van a empatizar muchas mujeres. Elementos como el amor no correspondido, los kilos de más, tener una hermana perfecta, una madre que nos hace la vida imposible están o han estado presentes en la vida de muchos de los espectadores que vieron la serie y que pueden engancharse a ella. Ayer Ciega a citas se convertía en Trending Topic en Twitter.

Partimos de que no nos mostrará nada que no sepamos, es más la mayoría intuimos cómo acabará y nos imaginamos lo que ocurrirá durante el camino. El toque “Bridget Jones” y “Yo soy Bea” está muy presente, al fin y al cabo, parte del equipo de la segunda se encuentra al frente de este proyecto, eso sí con una protagonista más solvente que Ruth Nuñez y que demostró ser capaz de llevar el peso de la serie sin problemas. A Teresa Hurtado de Ory la hemos visto en Cuenta Atrás, La señora, Marisol o Bandolera.

A la sevillana la acompaña un reparto -con arquetipos muy marcados– que no desentona con Álex Gadea -que llega como el nuevo-; Octavi Pujades -mejor que en otras series para olvidar como Piratas y amor platónico de la protagonista- o la estupenda Elena Irureta -como una madre muy, pero que muy pesada, que vive con su actual marido Joaquin Climent, padre de su hija menor, la perfecta Irene a la que da vida Arancha Marti, y también con su ex, Luis Fernando Alvés, padre de Lucía.

No es una serie moderna ni debería tener más aspiración que entretener a la audiencia, algo que consigue. Cuenta con unos buenos actores -como tónica general- y solo tendría que mantener el tono agradable, simpático y conectar sobre todo con el público femenino para tener una vida más larga que su predecesora “Valientes”. Porque, ¿quién no conoce a una Lucía?

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.