Curiosas estadísticas de los Upfront

Curiosas estadísticas de los Upfront

Escrito por: Eneko Ruiz    24 mayo 2009     Sin comentarios     3 minutos

La industria estadounidense trabaja a un ritmo feroz, y desecha proyectos de modo apabullante, ese es uno de los aspectos que año tras año nos enseñan los upfront. Esta vez ha sido, además, especialmente singular y es que, en plena crisis económica, las networks han decidido salvar varias de sus ficciones a pesar de que no hayan logrado impresionantes audiencias.

Los que nunca se libran de esta criba son los pilotos, pues de los 74 rodados sólo conseguirán ser emitidos y tener una continuación 29, una pequeña estadística que demuestra el poder para crear y destruir que poseen los canales norteamericanos. Personas reconocidas como Alyssa Milano o Richard Dreyfuss se han vuelto a quedar sin trabajo en un lugar en el que a veces se les quiere y otras, simplemente, se les olvida.

Otro que se queda sin puesto en otoño es el productor legal David E. Kelley, que tras 20 años (se dice pronto) observará su primera etapa sin serie, después de crear Un médico precoz, Ally McBeal, Picket Fences, El Abogado, Boston Legal… Este año podría haber llegado su primer proyecto con NBC, Legally Mad, pero ni éste ha sido capaz de librarse de la fumigación anual por mucho que en un primer momento tuviera una cláusula con la cadena de Universal que le asegurara un puesto. En el caso opuesto al del marido de Michelle Pfeiffer tenemos a creativos como Seth MacFarlane (Padre de Familia, Padre made in USA, Cleveland), Shonda Grimes (Anatomía de Grey, Sin Cita Previa), Shane Brennan (los NCIS), Chuck Lorre (Dos Hombres y Medio, The Big Bang Theory) y Greg Daniels (The Office, Parks and Recreations) en posesión de bloques enteros de programación en labor de show-runners.

Otro con nombre propio es David Nutter que lleva 15 años consecutivos colocando pilotos dirigidos por él en la programación, se ha convertido en el director de primeros capítulos más experimentado de la pequeña pantalla. Este año le ha tocado a Eastwick, pero en su dilatada carrera encontramos los de Smallville, Traveler, El Mentalista, Sobrenatural, Dark Angel y Roswell, entre otros. Su sello es casi promesa de serie.

Hablando de las brujas, éstas se suman a una nueva moda de adaptar productos ochenteros, en las que también están este año V y Parenthood. ¿Cualquier tiempo pasado nos parece mejor, o faltan ideas? Lo mismo se puede aplicar a la pasión recién surgida de adaptar libros (o cómics) a la televisión, de éstas nacen Human Target, Accidentally on Purpose, The Vampire Diaries y Flash Forward, aunque no siempre es fácil adaptar la prosa a una serie que dependa de 22 episodios por temporada, y por ello siempre ha sido algo más natural en el cable. Veremos qué tal les va el experimento.

Estos ejemplos, a su vez, han hecho desaparecer a las adaptaciones de formatos extranjeros que han copado la ficción estadounidense los últimos años. Visto que ninguno, salvo The Office, es verdaderamente exitoso, no han escogido nada, de entre las cuales destacaban productos como No heroics y Ab Fab.

Lo que tardaremos unos meses más en saber es cuántas de estas producciones acabarán desapareciendo de las pantallas, aunque el futuro para muchas de ellas no es muy esperanzador y sabemos que al comienzo del verano que viene muchas ya serán historia y habrán sido olvidadas, justa o injustamente. Algunas simplemente están para rellenar espacios necesarios o para probar suerte y otras tendrán que pasar la casi imposible prueba de convencer a la audiencia. El humorista Jimmy Kimmel decía en los upfronts de ABC hace unos días que “estar enseñando los suplentes de mid-season a estas alturas” demuestra la confianza puesta en las novedades, no le falta razón pero mientras los anunciantes sigan colocando sus productos…

Vía | The Hollywood Reporter


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.