El divorcio más popular de la televisión americana

El divorcio más popular de la televisión americana

Escrito por: Eva    28 junio 2009     2 Comentarios    Menos de un minuto

Aunque a los espectadores españoles, los nombres de Jon y Kate Gosling no les sonará de nada, en Estados Unidos se han convertido en auténticas celebridades gracias al reality show que protagonizan, Jon & Kate Plus Eight

Aunque a los espectadores españoles, los nombres de Jon y Kate Gosling no les sonará de nada, en Estados Unidos se han convertido en auténticas celebridades gracias al reality show que protagonizan, Jon & Kate Plus Eight. Ambos son padres de ochos hijos, mellizos y sextillizos, y su vida lleva emiténdose por televisión desde hace dos años. Lo que parecía una familia ejemplar y modélica ha acabado como el rosario de la aurora, y como no podía ser de otra manera, expuesto ante las cámaras.

El reality de la cadena TLC, que causa furor en Estados Unidos, convirtió a Jon y Kate en fenómenos mediáticos, y su popularidad, y el creciente interés por el estado de su relación, les llevó a ser protagonistas, día y sí y día también, de la prensa del corazón en su país. En el centro del panorama mediático, la relación entre la pareja se fue poco a poco desgastando ante la atenta mirada de los espectadores, y en medio de continúos rumores de infidelidad.

La publicación de unas comprometedoras fotografías de Jon con otra mujer, dispararon las alertas, y en los últimos meses, la separación era un secreto a voces. Finalmente, y ante una audiencia de más de 10 millones de personas, la pareja anunció su divorcio tras diez años de matrimonio.

El programa en el que se dió a conocer su ruptura fue el más visto desde que comenzara a andar este reality que los lanzó a la fama. Ambos tuvieron que admitir lo evidente: “No me gusta la idea, pero sé que es necesario, porque mi objetivo es la paz de los niños”, afirmó Kate. “No es bueno para nosotros estar discutiendo enfrente de nuestros hijos”, sentenció Jon.

Tal y como se anunció al finalizar el programa en un rótulo, la pareja ya ha iniciado los trámites legales para el divorcio. Pero el fin del matrimonio no implica el fin del reality, ya que ambos seguirán interviniendo en el programa por separado. Según anunció la propia Kate: “El show debe continuar”.

Vía | El Mundo


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.