El suicidio de una aspirante a American Idol golpea a Simon Cowell

El suicidio de una aspirante a American Idol golpea a Simon Cowell

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    18 diciembre 2008     4 Comentarios     2 minutos

Simon Cowell se ha planteado moderar la acidez de sus veredictos tras el suicidio de una aspirante. El jurado de American Idol, ha reconocido que el fallecimiento de esta admiradora obsesiva del programa le ha obligado a pensar “duramente y mucho tiempo” acerca de sus comentarios contra los cantantes.

En sus primeras declaraciones tras la muerte de esta aspirante el pasado noviembre, Cowell explicó que los cientos de miles de personas que van a las audiciones anualmente saben que van a ser criticados y evaluados de manera feroz.

“He pensado mucho al respecto (…) creo que vamos a continuar de la forma que siempre lo hemos hecho. Hemos intentado tener sentido del humor. El programa no es inherentemente malo”. “Intenta cumplir el sueño americano, donde el fin es encontrar a alguien que durante el show se convierta en una estrella”, ha comentado el ejecutivo británico.

La muerte en noviembre de Paula Goodspeed, de 30 años: “Nos golpeó como un tren expreso. Me deprimió mucho”, ha dicho. La chica se suicidó con una sobredosis en un vehículo a las afueras del hogar de Paula Abdul en Los Ángeles.

Goodspeed, una admiradora Paula Abdul -quien también es jurado de American Idol-, fue ridiculizada cuando intentó entrar en el programa en 2005. Su audición fue celebrada con risas por parte del jurado y Cowell, que a menudo hace mofa de los participantes desafinados o excéntricos, criticó su aparato dental, preguntándose cómo podía cantar con “tanto metal” en su boca.

Respecto de su suicidio, Cowell ha comentado: “Lo que pasó fue horrible. Soy culpable de desconocer que esa persona tenía problemas mentales. Si pudiese volver en el tiempo y saber lo que estaba pasando, desearía haberla ayudado, pero de verdad no lo sabíamos”, ha agregado Cowell.

Vía | El Mundo


2 comentarios

  1. Clarisce dice:

    Es cierto, ellos no tienen la culpa de que la gente tenga problemas mentales. Si entran a un programa de esa clase saben que serán criticados, ninguno es ingenuo ni tonto para pensar que entrará por obra y gracia de Dios.

    En todo caso… a mí me encanta Simon, es uno de los jueces más solicitados y sin duda también la tiene que hacer de malo, el mundo no es color de rosa y lo que nosotros callamos él lo dirá. Creo en todo caso que la moderación es ridicula frente a aspirantes con voces horribles.

    Para los que se han pasado a ver el programa verán gente que… JURA y PROMETE que es la excelencia pero no es más que una agrupación de malas notas, incluso a los televidentes les duele el alma escuchar gente cantando así, no es problema de ninguno de los jueces y yo creo que nadie debería juzgarlos por algo así. No han sido ellos quienes han ido de puerta en puerta a decirte que no cantas bien, han sido ellos (quienes no cantan bien) los que han ido tras su sueño y han fracasado porque… por mala suerte o destino no tienen las voces para sustentar su inspiración y sus ganas de ser estrellas.

    Al final esa chica ha sido una víctima del deseo de poder, ¿qué metas se propone una persona al entrar? Ser estrella y ser admirado por todos, ninguna otra más, no vas a ayudar a nadie ni vas a salvar a un amigo, vas a ser una ESTRELLA. Ella ha sido la egoista y tonta por suicidarse por algo tan vano y subjetivo, creyo firmemente yo.

    Lástima; yo apoyo a los jueces… en especial a Simon, que sin él… el programa no sería el mismo, si presencia es la razón por la que veo American Idol jajaja…

    Saludos y bye.

  2. miriam castro dice:

    me faisina Simon Cowell como es su personalidad me encanta espero que lo sigan invitando a ese tipo de programas, siempre estoy esperando que cara pone si le gusto o no el es quien decide es fuerte de caracter pero eso nos hace escuchar con atención su comentario ocritica…..

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.