Eurovisión 2013 baja superando los cinco millones de espectadores

Eurovisión 2013 baja superando los cinco millones de espectadores

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    19 mayo 2013     Sin comentarios     2 minutos

El sueño de Morfeo superaba los cinco millones de espectadores, mejorando los datos de Lucía Pérez en 2011, pero quedándose por debajo de los resultados que conseguía el pasado año Pastora Soler -que obtenía una meritoria y merecida décima posición y que será juez de la segunda edición de El número uno en Antena 3. Fueron 5.369.000 espectadores y un 33,1% de share los que presenciaron este festival.

Con respecto a la edición de 2012, donde ganaba Suecia con Loreen, el evento musical perdía 1.173.000 espectadores y 10,4 puntos de cuota de pantalla, sin embargo, mejoraba 645.000 televidentes y 1,2 puntos de share en relación a la edición de 2011.

El Festival de Eurovisión lograba una excelente audiencia a pesar de que las encuestas no auguraba un buen resultado para los participantes españoles como así fue, ya que El sueño de Morfeo ocupó la penúltima posición con ocho puntos. La clasificación la cerraba Irlanda, mientras que en la parte alta dominaron la vencedora Dinamarca, Azerbaiyán, Ucrania, Noruega y Rusia. A cargo de la narración se encontraba el veterano José María Íñigo.

Eso sí, las cifras se quedaron muy lejos de dos de los grandes fenómenos eurovisivos de los últimos años: Rosa López, que en 2002 lograba 12,7 millones de espectadores y un 80,4% de share y Rodolfo Chikilicuatre, que en 2009 alcanzaba 9,3 millones con un 59,3% de cuota de pantalla.

Lo que está claro es que este espectáculo, que no solo aglutina la música, sigue siendo muy rentable en cuanto a audiencia para RTVE, que coló algunos “patrocinios culturales” durante la emisión, a pesar de que supuestamente no incluye publicidad en sus emisiones.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)

Vía | Fórmula TV
Foto | Gtres


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.