El final precipitado pero feliz de Yo soy Bea

El final precipitado pero feliz de Yo soy Bea

Escrito por: Alberto Librado    14 agosto 2009     Comentario     2 minutos

Tres años en antena, dos de ellos como indiscutible líder de audiencia en su franja y 773 capítulos, muy lejos de los 179 de la serie original. La versión española de Betty La Fea, Yo soy Bea, llega a su final dejando su huella, para siempre, en nuestra historia televisiva. Se va de forma precipitada, a causa de un brusco bajón de audiencia que, curiosamente, se ha empezado a remontar, dejando anonadados a los de su productora y apenados a los actores.

Será el domingo a partir de las 16:00 horas, en un doble capítulo, cuando Telecinco cierre una de sus apuestas más longevas. Un serial que parecía eterno y que superó incluso un cambio de protagonistas pero que se ha visto afectado, en los últimos meses, por un progresivo descenso de su audiencia que, por qué no decirlo, ha sido alentado por una errónea política de programación de los responsables de la cadena. Aún así, la serie se despide con más de un millón de fieles diarios y una media de un 14% de cuota de pantalla, muy por encima de otros productos de su misma franja.

Ganadora de dos TP de oro, en Yo soy Bea han participado 460 actores, que grabaron 8.000 horas; leyeron 29.000 páginas de guiones; hicieron 9.800 cambios de vestuario… Y han recibido la visita de, entre otros famosos, Jesús Vázquez, Boris Izaguirre, Malú, Óscar Higares, Alessandro Lequio y Julieta Venegas.

Comenzó con Ruth Nuñez, como patito feo, y Alejandro Tous, como galán, de protagonistas y el episodio en el que triunfaba su amor, emitido en prime time, logró la espectacular cifra de más de 8 millones de espectadores. Antes, los guionistas ya habían estado preparando a la nueva Bea, la sucesora de Ruth Nuñez al frente del serial. Beatriz Pinzón fue la que dió el impulso definitivo a la primera Bea para convertirse en guapa y, después, la que se convirtió en el centro de las tramas.

Por supuesto, no podía ser de otra forma en una serie de estas características, el amor tortuoso es lo más destacado entre los muchos conflictos que rodean a los protagonistas. Y, tampoco puede ser de otra forma, en el final de la serie el amor debe triunfar. Así, el personaje interpretado por Beatriz Berlanda se casará al fin con el mujeriego galán que interpreta Miguel de Miguel. Es el principal reclamo de un final que debe ser apoteósico para una serie que ha marcado un tiempo en la televisión española y en Telecinco.

Vía | Vertele


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.