Firefly y Serenity, la historia que sobrevive. La historia (IV)

Firefly y Serenity, la historia que sobrevive. La historia (IV)

Escrito por: Julián Echolls    19 julio 2009     Comentario     2 minutos

Se resume en una Gran Guerra, donde La Alianza, un grupo de dimensiones universales que día a día va colonizando más mundos por el espacio, lucha contra los “independientes”, es decir, todos aquellos que no se someten a su reinado, echándolos de sus orígenes, de su tierra. Ahora éstos han de buscar nuevos hogares por el espacio, lidiando con sus vidas como pueden. Arrastrándose, sobreviviendo. Claro, nuestra tripulación es un grupo de Independientes que sobreviven haciendo trabajos con multitud de contactos (a veces, o siempre, muy peligrosos), por muy diversos mundos, robando mercancías o jugándosela como pueden a la propia Alianza. Aventuras deliciosas. En boca del propio Mal: “Por mucho que avance el dominio de la alianza, nos alejaremos cada vez un poco más”.

¿Qué es lo que inicia toda la aventura? La llegada de Mal y su tripulación al mundo de Perséfone. Nada más entrar observamos un mercado repleto de gente que vende carne de perro y que se alimenta del olor de las naves que vienen y van, que vuelan y aparcan en el desierto. El ambiente que transmite es ese que yo siempre quise escribir y plasmar en mis relatos, en mis historias de fantasía y tono medieval. Algo que fascina.

La gente en caballos y con mercancías, la pobreza, la muchedumbre conversando e intentando robar, los ricos que caminan, las naves que avanzan por el cielo y a ras de suelo, los tenderetes y los vendedores ambulantes. Uno huele el polvo y saborea la arena. El olor a tragedia y a una inherente amabilidad. Son terrenos místicos que sólo la mente de un genio sabría describir: así que no lo hemos hecho. Descubrirlo en las manos de Joss es fácil.

Vale, no nos enrollamos más. ¿Qué pasa aquí? Ocurre que una serie de extraños personajes entrarán a Serenity y acabarán formando parte de la tripulación. Entre ellos, un doctor… que traerá consigo algo que, seguro, no hará más que presentar problemas. Pero irónicamente es este problema el que nos inicia en la andadura. Y por ello lo apreciamos. Queremos a ese carismático y sensible doctor, tan bien representado por Sean Maher.

Foto | Universalhd


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.