Firefly y Serenity, la historia que sobrevive. La magia (II)

Firefly y Serenity, la historia que sobrevive. La magia (II)

Escrito por: Julián Echolls    18 julio 2009     Comentario     1 minuto

Pero es hora de hablar de ella como se merece. ¿Qué encontraremos en Firefly? Pues veremos una mezcla de géneros que impresiona y resulta fascinante por su simplicidad y, a la vez, complejo mundo, en donde cabe el erotismo a la vez que el terror, la venganza y el perdón, la moral y el humor, la sonrisa y la tristeza, el amor y el odio más profundos.

Es, ante todo, una enorme space opera, una épica e inolvidable aventura espacial, o aventura entre los tiempos. Lo que más engatusa de esta serie es esa mezcla entre western y ciencia ficción que contiene; esa forma tan inolvidable que tiene Whedon de narrar en una simbiosis de pasado y de futuro, un tiempo alternativo y mágico en donde todos necesitamos bañarnos alguna vez.

Cabe decir que, en el primer capítulo, uno encontrará todo lo que luego se reúne en cada episodio. Es decir, el piloto, que dura algo más de una hora, está hecho de manera que en él, de una manera sintética, se da lugar a un poco de cada uno de los elementos que veremos a lo largo de toda la aventura. Me parece sencillamente una locura y algo digno más allá del elogio.

Viajaremos a bordo de una nave tipo Firefly (usada por contrabandistas y ladrones espaciales, por sus dimensiones y recovecos), llamada Serenity, en donde Malcolm Reynolds, el capitán, llevará en ella a toda una tripulación a la que habremos de coger cariño desde el primer momento. Lo que hace que gane tanto esta serie es la simpatía que cogemos por sus personajes, o más que por éstos, por la unión de todos ellos.

Foto | Annskywalker


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.