Firefly y Serenity, la historia que sobrevive. El Terror y Una combinación explosiva (IX)

Firefly y Serenity, la historia que sobrevive. El Terror y Una combinación explosiva (IX)

Escrito por: Julián Echolls    22 julio 2009     Comentario     2 minutos

EL TERROR

En esta historia aparecen unos seres que definiremos ahora mismo también con otra cita. Son el símbolo de lo irracional y de los demonios que siempre nos persiguen allá donde vayamos. Se trata de los Reavers. “Eran hombres que habían llegado al límite del espacio, vieron el inmenso vacío… y se volvieron locos. (…) Uno puede sentirse muy solo en la oscuridad“. El halo de misterio que crean estos personajes desde que comienza el primer capítulo es envolvente; se habla de seres que, fuera de sí, se han arrancado a tiras la piel y “matan a sus víctimas, las violan y se las comen. Si tienes suerte, lo hacen en este orden”.

Te invade el terror cada vez que los oyes llegar. Son esas criaturas que uno teme más cuando están lejos que cerca, pues son pocas las veces con las que te enfrentas a ellos, aunque siempre estén presentes. Como el Drácula de Bram Stoker. El miedo es el modo de vivir de muchas personas.

UNA COMBINACIÓN EXPLOSIVA

La serie despierta humor por todos los poros, pero no es una serie de humor, ni mucho menos una comedia, aunque en todos los capítulos, el que se adentre a conocer a esta fantástica tripulación, tendrá risas aseguradas. La serie tiene diálogos inteligentes, unos guiones que seducen por su descarado desparpajo, y unos efectos especiales, para mí, sobresalientes. La mezcla de narración con suspense y aventura, intriga, miedo, reflexión, magia y realidad pura y descarnada, hace que uno sienta constantemente que le están bombardeando el pecho, porque nos dejamos llevar por todo lo que sucede y nadie, nadie, podrá decir que le resulta aburrido lo que ante sus ojos se expone.

Es divertida, inteligente, carismática, amable, ingeniosa, entretenidísima. Inolvidable. Para mí lo tiene todo y no le falta nada. La manera de presentar cada uno de los capítulos es distinta, y sus desarrollos cada vez nos van dando más a entender que estamos viendo algo hecho con amor, con dedicación y mucho esmero, y cariño. Porque esa es la filosofía de Whedon, y el que lo conoce lo sabe: hacer las cosas por hacerlas no tiene ningún sentido. Cuando antes leían a Malcolm hablar sobre el amor de su nave, en realidad era el director hablando sobre su obra. Como cualquier escritor que adora lo que escribe, que se siente realizado y disfruta.

Foto | Timeinc


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.