La fuga, una serie con buenas intenciones

La fuga, una serie con buenas intenciones

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    12 enero 2012     3 Comentarios     2 minutos

Interesante estreno de La fuga con un capítulo que ha mostrado lo mejor del proyecto. Eso sí, ya que están en el futuro no deberían quedarse en pacifistas y ecologistas, muy del pasado y deberían ser animalistas que engloba todo lo anterior.

Evidentemente nos aventurábamos a decir que La Fuga iba a recordarnos a Prison Break y lo hace. Sin embargo, Michael Scofield entraba para sacar a su hermano que había sido encarcelado por motivos que nada tienen que ver con los de Daniel Ochoa, al rescate de quien acude su esposa, Anna, que se ha convertido en funcionaria para poder ayudarle a fugarse.

Anna ha elaborado un plan muy detallado para conseguirlo y tiene entre las presas a una ingeniera, Scofield se apañaba solo. Otros personajes nos recuerdan a la ficción de Fox: el jefe de los funcionarios es mucho más refinado y elegante que Brad Bellick -bien interpretado por Asier Etxeandia-; el director de la prisión; la psicóloga -muy parecida a la doctora Sara Tancredi– que por supuesto está colada por Ochoa o el preso más antiguo que tampoco comparte celda.

Estamos en un futuro sin esperanzas con un gobierno global donde los ideales no importan, a mí realmente esto ya me parece el presente. Los derechos humanos se vulneran sin contemplación en La Torre y los que se oponen dentro de sus instalaciones han de acatarlo y ver como ante sus narices se ejecutan a personas sin darles la oportunidad de tener un juicio. Todo esto ya pasa.

Dice Reverte a Anna que los presos a los que más odia son los de “La resistencia” porque son niños de papá que no fuman, no beben, no tienen el colesterol alto, hacen ejercicio y son ecologistas. Sin embargo, en la resistencia aún son especistas y omnívoros.

Un capítulo de presentación bien dirigido por Antonio Hernández que ha presentado con acierto a los personajes y a una pareja protagonista que funciona Anna Soler, María Valverde que lleva el peso de la historia, y Daniel Ochoa, Aitor Luna.

Downton Abbey era la apuesta de Antena 3, una ficción rica en matices y que no es del agrado del público de Telecinco, pero ¿les gustará La fuga?, que por otra parte podría haberse llamado La Torre, palabra que han pronunciado casi infinitas veces. Sabemos que los “pilotos” suelen funcionar, la prueba de fuego la tendrá que pasar el segundo capítulo.

A muchos La Fuga nos suena, no solo por sus similitudes con Prison Break, sino por los puntos en común que comparte con muchas películas carcelarias, pero la intención por hacer el mejor producto posible para la audiencia a la que tienen que llegar, se vislumbra.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.