Generación DF, tópico tras tópico

Generación DF, tópico tras tópico

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    18 noviembre 2008     Sin comentarios     2 minutos

Forzada, carente de gracia y sobre todo llena de tópicos. De este modo se puede definir brevemente la nueva serie de Antena 3, Generación DF, donde se intenta provocar risa con temas tan trillados como los gays y los inmigrantes.

Chicos y chicas de treinta y tantos se intentan mostrar modernos y rompedores con la generación anterior a la suya (franquista) y en el fondo son todos unos rancios que, en vez de hacer gracia, resultan cansinos hasta decir basta. Los contenidos muy flojos, la originalidad de vacaciones, los medios escasos -esto no sería ningún problema si no careciera de lo anterior-.

No me siento identificada en absoluto con ellos, a pesar de estar más cerca de esta generación que de la de Física o Química. Me veo reflejada con mayor nitidez en una panda de adolescentes viciosos que con este grupo de seres extraños e incoherentes, sacados quién sabe de dónde.

La voz en off es la de Olmedo, la antes agradable melodía de promoción de Antena 3 ahora está hasta en la sopa. Las historias se presentan mediante estadísticas o datos con apariencia de ser científicos. ¡Quién sabe! La risa enlatada no ayuda, pero me consuela pensar que siempre quedará Escenas de Matrimonio, algo bastante peor.

En cuanto a los actores, los hay buenos, regulares y malos… Aunque la mayoría no resultan creibles en sus personajes. Algunos provienen de series de éxito como Marta Hazas de El internado, Pablo Puyol de Un Paso Adelante, Rafael Reaño de Al salir de clase o de otros lugares como María Jurado, famosa por pasar un verano muy divertido en Ibiza con Andrea, el hijo mayor de Carolina de Mónaco.

Si Antena 3 la estrena a las doce de la noche por algo será, pero como dijo alguien sabio: “Por lo menos está Turbo con su camiseta de Los Ramones“. ¡Viva Al salir de clase!


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.