Ian Somerhalder pasa su cumpleaños desnudo a causa de The Vampire Diaries

Ian Somerhalder pasa su cumpleaños desnudo a causa de The Vampire Diaries

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    15 diciembre 2010     2 Comentarios     1 minuto

Ian Somerhalder cumplía 32 años el pasado 8 de diciembre, pero le tocaba trabajar en la serie que protagoniza en The CW, The Vampire Diaries. El actor contaba que se pasó el día dando vida a Damon Salvatore. “Estuve desnudo con una bella chica todo el día”, contaba a People. “Tuve una escena de ducha que me condujo a otra donde estaba medio desnudo y mojado”, explicaba.

Por supuesto, el actor se encontraba en el set, pero no dijo si su personaje, el atractivo vampiro Damon, finalmente consigue seducir a Elena, personaje interpretado junto a Katherine por Nina Dobrev que, por supuesto se podría calificar con una chica bella. “Damon tiene un largo camino por hacer”, comenta sobre la conquista de la joven. “Él trató de matar a su hermano -Jeremy”, como ya sabéis el chico se salvó por el anillo que le había dejado su tío Jonathan, sino el ataque de ira de Damon habría sido mortal. No es la mejor manera de seducir a Elena.

Lo que sí dijo: “No fue Stefan“, el personaje que da vida Paul Wesley y que es su hermano en la serie. “Lo prometo”, bromeó. Al actor no le bastó con una escena de ducha en la serie para su cumpleaños, sino que lanzó su fundación: una organización que estará enfocada a la biodiversidad, reforestación, cultivos sostenibles e industrias “verdes”, explicaba Ian Somerhalder.

Este chico da miedo de lo perfecto que parece. En estos momentos tiene a Damon para explorar su faceta malvada porque el vampiro, aunque a veces, se reblandezca, no duda en partir cuellos y segar vidas cuando le apetece.

Vía | People


2 comentarios

  1. maria dice:

    nadie es perfecto, todos somos humanos
    podemos aver desarrollado abilidades para algunas cosas
    pero perfectos no somos.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.