La verdadera batalla de American Idol

La verdadera batalla de American Idol

Escrito por: Alberto Librado    22 mayo 2009     3 Comentarios     2 minutos

La final de American Idol, el Operación Triunfo de EE.UU que emite la cadena Fox, no sólo enfrentó este pasado miércoles a dos cantantes de voz y estilo distintos. Más bien ha supuesto un enconado enfrentamiento entre dos formas de ver la vida. Entre los dos estratos sociólógicos e ideológicos que dividen al país más poderoso del mundo en dos.

En el escenario estaban Adam Lambert y Kris Allen. Salieron a cantar ante la espectacular cifra de 28 millones de telespectadores, que iban a decidir a través del televoto al ganador. Pero cada uno de ellos no sólo compitió con su voz y su forma de moverse. Además se enfrentaron dos formas de vida, que muchos en EE.UU. han asimilado a los términos progresista y conservador. Un factor que posiblemente pesó mucho en la elección final de Kris Allen como ganador del concurso.

El derrotado, Adam Lambert, partía como favorito indiscutible, había demostrado que tenía al jurado en el bolsillo y ha vendido sus interpretaciones como churros. Pero en algunos sectores de la sociedad se abrió el debate sobre su vida privada, a raíz de unas fotos aparecidas en distintos medios de comunicación que le muestran vestido y maquillado al modo ‘glam’ y, además, besando a un chico. Lambert no ha querido ni desmetir ni confirmar su supuesta homosexualidad y se ha limitado a decir “”soy como soy, no tengo nada que esconder”.

Kris Allen es todo lo contrario. Casado a sus 23 años, ha dirigido el coro de la Iglesia. Un chico que defiende los valores tradicionales y su fe que los sectores conservadores han definido como el modelo de persona que quieren para sus hijos.

Aunque los dos concursantes han manifestado su amistad, la sociedad los ha elegido como modelos antagónicos. Así, al programa más visto de la televisión estadounidense, y aunque sus protagonistas no participaran conscientemente en ello, se trasladó la batalla que enfrenta todos los días, en diferentes ámbitos de la sociedad estadounidense, a progresistas y conservadores, demócratas y republicanos, o religiosos y ateos.

Vía | Formula TV


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.