¿La victoria del público o de los extorsionadores?

¿La victoria del público o de los extorsionadores?

Escrito por: Antonio Acuña    21 noviembre 2011     6 Comentarios     2 minutos

Como ya sabéis todos, Telecinco ha cancelado por sorpresa Enemigos Íntimos y Resistiré ¿vale?. Se comenta que este lavado de cara viene precedido por la marcha de anunciantes de La Noria y para comenzar a crear una marca más blanca que la actual. Muchas preguntas me surgen al respecto, entre otras, porque no fue el programa de Jordi González el que cayó.

La iniciativa en contra de las marcas que se publicitaban en La Noria vino de un blogger (sí, uno como este mismo que escribe) tras un comunicado que más que una petición en un tono adecuado parecía un chantaje algo extorsionador. El blogger en cuestión tuvo que emitir un comunicado disculpándose por la amenaza final –“Si no se adhirieran a nuestra propuesta, seguiríamos exigiéndoselo en adelante y promoveríamos un boicot de sus productos”– en la cual acuñó la palabra `boicot´. Como ya había conseguido muchas firmas (y “reconocimiento”, algo que también intentó en otra ocasión con un mismo tema) se negó a modificar el escrito.

No entro a valorar si la entrevista a la madre del Cuco estuviese bien o mal, Dios me libre de juzgar entre esos dos términos, si fuese moral o no, pero lo cierto es que no sólo Telecinco se lucra con la entrevista. Televisión, periódicos o radios también se lucran de la historia; ¿dejaremos de informar sobre guerras? ¿o sobre asesinos? la libertad de expresión es un bien que por suerte a día de hoy nos podemos permitir.

Lo cierto es que parece que el público ha ganado con su iniciativa y la empresa ha cedido a este chantaje con un cambio radical en su programación con dos programas que marcaban muy a las claras la filosofía de esta cadena. Lo malo es el precedente que puede crear para un futuro. Cierto es también que hay que tener ciertos valores.

¿Calidad? Pues seguramente muy poca. ¿Libertad? el público elige lo que quiere ver. Los datos de audiencia de La Noria son bastante buenos. Por lo tanto, ¿dónde está el problema para las marcas? como intento de economista que soy puedo decir que la respuesta se encuentra en la imagen de la marca.

La realidad es que 3 millones de persones siguen las vueltas de La Noria y que otros tantos intentaron (o consiguieron) boicotear al programa con unas lecciones de moralidad y de ética inapropiados en estos tiempos donde la libertad de expresión es una realidad.


4 comentarios

  1. Cotillera profesional dice:

    Tú si que no tienes ni moral ni vergüenza si defiendes este tipo de programas que solo buscan audiencia a traves del morbo, sin importarles el dolor que les causa a estos padres el saber que no solo matan a su hija sino que encima han de ver como se lucran por ello.

    Aun no os habeis dado cuenta que el problema esta : no en la libertad de expresion sino en pagar a una persona que se lucra del dolor de una familia.

    P.D – No confundir libertad de expresion con morbo puro y duro.

  2. Antonio Acuña dice:

    No sé realmente que has leído. No tendré vergüenza, ni moral, pero sí que tengo opinión y espero que esta sea respetada. Lo único que argumento es que nunca voy a estar de acuerdo con una extorsión en toda regla y con una proposición de boicot si no se hace lo que desean. ¿En que mundo vivimos?

    La única realidad es qué La Noria es vista por 3 millones de personas cada sábado, a pesar de no ser un programa de mucha calidad. Y libertad de expresión, sí, libertad de expresión. Puedes hablar y comentar, si no estás de acuerdo con ese acto, no pongas el TV en tal cadena y seguro que no se hace, pero somos lo que somos y pedimos lo que pedimos. Cuando un periodista informa de un asesinato, cuando la televisión anuncia el robo hacía una persona,… también se lucran con ellos.

    Las formas son muy importantes y en este caso no han sido las mejores.

  3. Cotillera profesional dice:

    Sobre tu segundo parrafo: Si las TVs se lucran, pero no los asesinos, ladrones, etc… y en el caso que nos ocupa, asi ha sido.

    Que la Noria tiene audiencia tampoco te lo voy a negar, de ahi a que siga en antena aunque no la patrocine nadie. Gracias a gente como tú (que seguramente seras un seguidor de este tipo de programas) tenemos la tele que NOS DAN.

    P.D: Como puedes ver, esta vez no te he faltado el respeto y antes tampoco era mi intencion, solo queria dejar claro que no entiendo como se puede defender ESTE TIPO de “periodismo (si se puede llamarlo asi)”

  4. Antonio Acuña dice:

    Si te soy sincero no me gusta La Noria…pero menos aun me gustan los oportunistas como este blogger y los extorsionadores.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.