El loco y mágico mundo de True Blood dice adiós

El loco y mágico mundo de True Blood dice adiós

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    26 agosto 2014     Sin comentarios     2 minutos

Partamos de la premisa de que finalizar una serie es complicado y seguro que recordaréis más ejemplos que os hayan disgustado que de lo contrario. A veces tiene claro que el cierre de la historia te gusta, un ejemplo fácil es el de Breaking Bad, pero en otras ocasiones sientes que te han tomado un poco el pelo o decepción, quizás os pasó eso con Dexter o Perdidos. Sin embargo, existe un término medio que hace que acabes el último capítulo y no sientas ni frío ni calor.

¡Cuidado con los SPOILERS! Esta fue mi sensación al ver True Blood. El final que nos propusieron, no fue tal, pues lo que hicieron fue cerrar el presente de los personajes siguiendo lo que habían desarrollado a lo largo de la temporada, sin nada que sorprendiera y después optaron por el recurso “avanzamos en el tiempo” y vemos que los que querían una vida normal la tienen y los que son incorregibles, es decir Eric y Pam siguen a lo suyo.

En su recorrido, la serie estuvo llena de momentos de gloria y otros verdaderamente absurdos. Sin embargo, fue capaz de crear un universo al que se quedaron pegados millones de fieles espectadores y HBO decidió acabarla para cerrar un ciclo, no por cuestiones de audiencia. Así lo comentaba recientemente Michael Lombardo, director de programación, que explica que con diez millones de espectadores por capítulo, la ficción estaba en su mejor momento en cuanto a cifras.

Su showrunner Brian Buckner ha desvelado algunas incógnitas con respecto al final. En relación al marido de Sookie, este contó que nunca pensaron en que mostrase su cara y que eligieron al miembro del equipo de especialistas con mejores brazos. Este honor recayó en Tim Eulich, así que si queréis verle, solo tenéis que “googlearlo”. Además explicó que Ginger sigue trabajando en el “Fangtasia”, pero que no se vio porque la secuencia fue eliminada. Además reconoce que si tuviera que hacer un spinoff, elegiría a Eric y Pam como protagonistas.

En relación a la muerte de Tara al comienzo de la séptima temporada, fue una decisión que tomaron, pues pensaron que había mucho que contar sobre la historia con su madre. Con respecto a Lafayatte, su escasa aparición en el capítulo final se explica porque su trama ya había quedado debidamente cerrada. Ofrecieron un final feliz y se encuentran orgullos de él. Vosotros, ¿qué pensáis? Yo sigo reflexionando, pero me decanto porque fue descafeinado y demasiado ñoño.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.