¿Por qué no interesó Una bala para el Rey?

¿Por qué no interesó Una bala para el Rey?

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    18 marzo 2009     2 Comentarios     3 minutos

La última tv movie de Antena 3, hasta que el lunes se emita Marisol, no ha conseguido los buenos datos de algunas de sus predecesoras como Los últimos días de Franco, El Castigo y Días sin Luz, aunque tampoco han sido desastrosos como 23-F, Historia de una traición. La acogida se puede definir como tibia, en sus dos días de emisión se situó como cuarta opción de la noche, superada por Cuatro, pero nunca a una distancia abismal de las otras propuestas.

¿Por qué no vieron más espectadores Una bala para el Rey? Tal vez por el tema que no les resultaba excesivamente atractivo y por eso, de partida no dieron opción a la tv movie; o quizás vieron parte de su emisión y tanta vigilancia, estrategia, policías y etarras no les convencieron. Ambos episodios fueron fieles a lo que debió ocurrir en esos días en los que la vida del Rey estaba siendo amenazada. Seguro que ni policía, ni etarras tuvieron la oportunidad de dedicarse a otra cosas que no fueran sus respectivos trabajos. Entonces, ¿no sedujo a la gente la tv movie por falta de tramas personales?

El tema hubiera sido más atrayente si supiéramos que al final el Rey moría, pero es obvio que está vivito y coleando. Todos los espectadores sabían que al final se detenía a los etarras. Esto pudo ser un handicap para seguir Una bala para el Rey. A los interesados en el tema, seguramente les convenció la narración, descripción y la realización, puesto que eran bastante verosímiles, pero el resto quizás se descolgaron.

Toda esta reflexión previa, solamente me lleva a mi conclusión sobre la tv movie. De factura impecable, con un casting acertadísimo y sobresaliente, sobre todo Víctor Clavijo, como Torres, y Mon Ceballos, como Zárate. A Víctor Clavijo, muchos le recordamos de la época de Al salir de clase donde ya despuntaba y últimamente de la serie Hermanos y detectives, pero a Ceballos no le había visto nunca y lo cierto es que me sorprendió enormemente su calidad.

En cuanto al guión (secuencias y diálogos) y a la dirección de los episodios, la palabra es “distinto” a lo que solemos ver, con energía, sin relleno innecesario, con rapidez y agilidad… Ocurría lo que no suele pasar en otras ficciones españoles si te ibas dos minutos a la cocina y volvías habías perdido el hilo de algo importante. Nada estaba en el guión porque sí… Se necesitaba concentración y tener los cinco sentidos puestos en la emisión para no dejar pasar un detalle. En mi caso, esto sólo me sucede con series estadounidenses donde si me muevo, tengo que parar el DVD, porque si no me pierdo.

¿Pesó esto en su seguimiento? Hubiera funcionado mejor en términos de audiencia con menos detalle, más relleno y menos avance en cada secuencia. Ahora surge la eterna pregunta, ¿por qué el telespectador español se queja de la telebasura y cuando le ofrecen algo de calidad no lo ve?

Foto | Fórmula TV


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.