Pre-air de Dexter: lo que nos trae la cuarta temporada

Pre-air de Dexter: lo que nos trae la cuarta temporada

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    24 agosto 2009     2 Comentarios     3 minutos

Como suele ser habitual ya cada verano, los seguidores de Dexter tienen a su disposición el pre-air del primer capítulo de la cuarta temporada de la ficción de Showtime. Con menor calidad de imagen y con el riesgo de que varíe algo con respecto a la versión oficial que se emitirá el próximo 27 de septiembre, es difícil resistirse a no “echarle un ojo” al anticipo. Si no queréis que os destripe, nunca mejor dicho el comienzo de temporada un mes antes, no leais lo siguiente. ¡SPOILERS!

El episodio de presentación de la cuarta temporada mantiene el buen nivel al que nos tiene acostumbrados el show. Nos muestra a Harrison, el bebé de Dexter y Rita; fuzgamente nos presenta al pesado vecino del nuevo vecindario de Los Morgan; también introduce al Asesino de la Trinidad y nos muestra el regreso de Keith Carradine, el agente Lundy, ya jubilado, pero muy al tanto de lo que pasa con el nuevo competidor al que se enfrenta Dexter.

Rita, Dexter, Cody, Ashton y el pequeño Harrison viven un bonito chalet con piscina en una urbanización de lo más familiar. El pequeño bebé no deja pegar ojo a su papá, ya que no duerme y el cansancio empieza a ser crónico en nuestro querido psicópata que, intenta encargarse de un asesino al que previamente ha dejado escapar, echándose encima al agente Quinn. El irlandés sigue en la serie, tras su paso por Gossip Girl como tío de Chuck Bass, y parece que va a tener un rollete con una incisiva y guapa periodista de sucesos.

Deb vive en el querido apartamento de Dexter con su novio, el músico Anton que, muy oportunamente se va de gira, cuando aparece en escena uno de los grandes amores de la Teniente, el atractivo y caballeroso agente Lundy. Además la hermana de Dexter sigue investigando las relaciones de su padre con confidentes femeninas y cada vez se va acercando más a la madre biológica de su hermano.

En la comisaria, las cosas parecen ir como siempre, pero Laguerta y Batista mantienen una relación secreta tras hacer roto Ángel con su novieta de la tercera temporada. Masuka es el mismo tío de siempre, que va a su rollo y no se entera de nada.

Una de las imágenes más impactantes del episodio es cuando el Asesino de la Trinidad mata. Corta la femoral a sus víctimas y éstas se desangran en una bañera que comparten junto a su verdugo, una bella imagen que va a dar mucho trabajo a Dexter. En relación al caso, el forense encuentra restos de sangre en la escena del crimen que datan de 1979 y que, sería el primer crimen de este asesino que mata de tres en tres.

Sin embargo, el final del capítulo nos deja a Dexter en muy mala situación y con gran desasosiego para los que sentimos simpatía por él. ¿Qué pasará? ¿Filtrarán el segundo episodio?, ójala, sino nos queda un mes por delante.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.