Refugiados, una serie de absorción lenta

Refugiados, una serie de absorción lenta

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    8 mayo 2015     Sin comentarios     2 minutos

Ayer mi cuerpo reaccionó al visionado de “Refugiados” como si hubiera ingerido hidratos de carbono complejos. La serie no me dio ningún subidón en sangre, sino que fue pasando lentamente a la misma sin llegar a sobresaltarme en ningún sentido con un leve amago al final del largo capítulo de presentación.

Lo primero, es obvio, os recomiendo que la veáis en versión original, siempre es la mejor opción, y en este caso también es así. No os descubro nada al contaros que pensar que 3.000 millones de personas han llegado del futuro es un tema muy sugerente y que habrá tirado de muchos espectadores aficionados a la ciencia-ficción. Globalmente, su puesta en escena e imagen dieron credibilidad a lo que se estaba contando y un detalle fue que los recién llegados aparecen desnudos lo que refleja sin necesidad de más explicaciones que “aterrizan” en su destino sin nada.

Es humano hacerse muchas preguntas como: “¿Qué ha pasado para esta llegada masiva?”. También funciona muy bien que tengan limitaciones a la hora de relacionarse -no contactar con nadie de su familia y ni contar nada sobre su futuro- y que al romper unas normas, se sufran las consecuencias.

Sus protagonistas son todo un acierto. ¡Qué descanso mental supone ver caras nuevas! -excepto Natalia Tena para los seguidores de Juego de tronos– y no, a los mismos de siempre, eso ya justifica con creces que la serie esté rodada en inglés. Te hace meterte mucho más en la historia y no despistarte con asuntos que nada tienen que ver con la ficción. Los cuatro protagonistas están estupendos. David Leon va camino de convertirse en un sex-symbol en España; la jovencita Dafne Keen está llena de talento y es toda una revelación y el improbable matrimonio que forman Will Keen y Tena se muestra tal y como debe hacerlo ante el espectador.

La idea es atractiva y lo será más la próxima semana con un capítulo de cincuenta minutos. Me repito, me repito y me repito. Por muy buena que sea una serie, llega un momento en que te evades y más aún a la hora que comienza el prime time en España. Llegar hasta el final es una carrera de fondo, sobre todo, y como es caso, si debes prestar atención a los detalles, no ocurre lo mismo si estás viendo “Supervivientes”, por ejemplo. En su estreno multicanal no pudo con el reality show de Telecinco, pero su resultado fue bueno y consiguió un 25 por ciento de share, sumando los datos de Antena 3, laSexta, Neox y Nova. Promete.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.