Ryan Kwanten, Alexander Skarsgård y Stephen Moyer, los chicos sexies de True Blood (III).

Ryan Kwanten, Alexander Skarsgård y Stephen Moyer, los chicos sexies de True Blood (III).

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    17 abril 2010     Comentario     3 minutos

El que cierra el trío es Stephen Moyer, de 40 años, que se refiere a sí mismo como un tío mayor, tal vez sea porque tiene dos hijos, Lilac y Billy de siete y diez años o quizás porque su prometida Anna Paquin tan sólo tiene 27 años. Puede ser que el actor británico se haya metido tanto en el papel de un vampiro de 173 años que se siente mayor, pero nada comparado con Eric Northamn (Alexander Skarsgård), un vampiro con un millar de años. Dos personajes muy distintos, uno que destila energía y vitalidad, Eric y otro lacónico y melancólico, Bill Compton que se ve transformado en un muerto viviente cuando regresa a su casa con su mujer y sus hijos y a su trabajo de granjero.

Stephen Moyer creció en un condado de Essex en un hogar de clase trabajadora a una hora de Londres donde su padre vendía cristal para vivir. “Tiene 69 años y todavía lo hace”, dice. “No hay pensión, es el tipo de trabajo que sigues hasta el final”. Cuando Moyer tenía 11 años intepretó a Tom Sawyer en una obra escolar y supo que él quería ser actor.

“No quería hacer ni películas, ni anuncios ni televisión”, cuenta acerca de sus comienzos, como estudiante en la London Academy of Music and Dramatic Art y como miembro de la Royal Shakespeare Company. “Era bajo. Era venderse. Yo era un liberal clásico, de izquierdas. Era una de las clases de personas de ‘el teatro va a cambiar el mundo”, muy muy aburrido”.

Aceptó hacer un anuncio de café porque sólo se vería en Escandinavia y porque le pagaban muy bien, 1.000 libras y con ese dinero se compró una barco que amarró en la pequeña Venecia londinense y donde vivió durante siete años. Ahora, él y su pareja viven en los canales de Venice, California, aunque en una casa en tierra firme.

Afirma que tomó su relación con Anna Paquin con precaución. “Conseguir que un piloto sea una serie es un gran triunfo”, dice. “Se corre un riesgo si hubiéramos tenido una rápida ruptura y la cosa hubiera podido derivar en disputas haciendo que la grabación fuera una pesadilla sobre todo cuando interpretas a dos personajes que están juntos todo el tiempo. Hubiera sido inmaduro”.

Moyer tiene dos hijos de relaciones diferentes y nunca se ha casado, pero se ha comprometido con Anna Paquin en agosto de 2009, aunque la fecha de la boda no está decidida. “Es culpa de HBO“, “nos pusieron en el mismo hotel. No en la misma habitación…”, afirma. “No, estoy bromeando. Nos pusieron en las suites del hotel y esto nos llevo a que durante un tiempo nos conociéramos. La atracción estaba allí y era un tema de si nos lanzábamos o no”. El creador de True Blood confió en ellos como dos adultos que son y cuando se comprometieron dijo: “Nunca he estado tan feliz en mi vida”.

“Él es en muchos sentidos un romántico a la antigua, como el señor Rochester o Heathcliff”, dice Ball de Moyer. “Mucha gente hizo el cásting pensando en un vampiro demente. Yo estaba buscando a alguien que le diese dignidad y seriedad a la función.” Moyer interpreta a Bill, atractivo, carismático y melancólico, con la voz ronca y recortando mucho las consonantes. Por razones que no llega a entender el actor, su pronunciación se ha convertido en un objeto de fascinación pública. “La pronunciación nos la dio la autora de los libros Charlaine Harris“.

Ryan Kwanten, Alexander Skarsgård y Stephen Moyer, los chicos sexies de True Blood (III)

Vía | Details


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.