Sálvame, un programa que lleva a los colaboradores hasta la extenuación

Sálvame, un programa que lleva a los colaboradores hasta la extenuación

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    3 agosto 2017     Sin comentarios     2 minutos

Sálvame es un programa que lleva a los colaboradores hasta la extenuación. Las declaraciones de Kiko Matamoros y Karmele Marchante esta semana lo reafirman.

Sálvame es un programa que lleva a los colaboradores hasta la extenuación porque desde el ingenio y la creatividad ha moldeado un espacio que nada tiene que ver con lo anterior. Aquí hay tomate se hundió entre demandas millonarias y en Sálvame no han querido cometer los mismos errores convirtiendo en protagonistas de sus contenidos a sus colaboradores -tirando de emociones, sentimientos, vida personal u operaciones de estética, en definitiva de sus alegrías y mucho más de sus penas. Las declaraciones de Kiko Matamoros y Karmele Marchante esta semana dejan claro que es difícil, complicado y extenuante trabajar en el programa de las tardes de Telecinco.

Kiko Matamoros ha declarado en la revista Semana en una entrevista a su compañera de programa Chelo García Cortés que se ha sentido aislado, incomprendido y no correspondido. El padre de Laura Matamoros ha sido defraudado por Mila Ximénez y Belén Esteban por el apoyo de estas a José Luis en Supervivientes en lugar de a su hija y no duda en decir que si su situación económica fuera otra, mejor, dejaría el programa.

Sálvame, un programa que lleva a los colaboradores hasta la extenuación

Una excolaboradora de Sálvame, Karmele Marchante, que abandonó el espacio en diciembre de 2016, contestaba a una seguidora en Twitter que le sugería que escribiera un libro sobre su paso por el programa de la siguiente manera: “Todo llegará y nada ha prescrito. Fue acoso, mobbing, violencia de género y psicológica y vejaciones continuadas”.

En estos más de ocho años de programa, casi ningún colaborador se ha librado de convertirse en un tema de la escaleta de la tarde y las bajas se han sucedido sobre todo entre las estrellas del programa, aquellos que pasan más tardes en plató y que conectan más con la audiencia. Hemos visto retirarse meses a Kiko Hernández, a Belén Esteban o a Mila Ximénez, también a Rosa Benito para luego regresar y volver a marcharse y hace unos meses, fue Raquel Bollo la que dijo adiós al formato del que ahora vuelve a ser actualidad. Sí, parece que sostener las tardes de Telecinco es un trabajo extenuante que marca física y mentalmente a quienes lo llevan a cabo bajo la batuta de Jorge Javier Vázquez, Paz Padilla o Carlota Corredera.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.