Sara Carbonero sigue en el candelero a causa de Telecinco y Urbaneja

Sara Carbonero sigue en el candelero a causa de Telecinco y Urbaneja

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    16 julio 2010     2 Comentarios     2 minutos

La periodista Sara Carbonero ha sido lanzada al estrellato y tras el Mundial la vida sigue y la suya interesa tanto o más que la de los jugadores de la selección. Tras las polémicas declaraciones del Presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja y el beso de Iker Casillas es la chica de moda.

Ahora interesa cuando sale a cenar con Iker, cuando va a la peluquería, está de actualidad y es portada, ya no sólo de revistas de moda y masculinas, sino de las del corazón que especulan sobre su próxima boda con el portero del Real Madrid. Además, Urbaneja ha vuelto a la carga en los cursos de verano de la UNED en Pontevedra donde realizaba una ponencia sobre la situación del periodismo en la crisis. Aseguraba que respetaba a Sara Carbonero y añadía que “bastante tiene con trabajar en Telecinco. También, desde Sálvame, le preguntaron por el famoso beso a lo que contestó que “le había parecido muy bien”.

Y el beso cotiza mucho, todas las cadenas lo quieren, pero es Telecinco la que lo saca en uno y otro programa, incluso en los Informativos donde trabaja Sara no se cortan ni un pelo de repetirlo hasta la saciedad. Algunas cadenas deseban adquirir estos segundos de pasión, pero en Fuencarral se lo pusieron sumamente difícil cuando pidieron dos millones de euros por ellas.

Sólo han puesto trabas al resto de cadenas de televisión porque la prensa escrita ha publicado la captura de la imagen sin problemas y en internet tanto la imagen como el vídeo se pueden ver, éste se encuentra en Youtube, algo curioso porque Telecinco tuvo un litigio con esta plataforma para evitar que colgasen vídeos de sus contenidos.

Vía | laguiatv
Más información | Fórmula TV
Foto | Gtres


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.