Sherlock, una brillante adaptación del clásico

Sherlock, una brillante adaptación del clásico

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    13 enero 2012     Sin comentarios     2 minutos

La serie de la BBC no defrauda y se muestra como una propuesta interesante, inteligente y con dos buenos protagonistas. Ofrece una magnífica adaptación del clásico del siglo XIX de Sir Arthur Conan Doyle a la actualidad.

Por fin, ayer, estrenaba Antena 3 la peculiar versión de Sherlock de BBC, una producción que comenzaba a emitir el pasado 1 de enero su segunda temporada en Reino Unido y que viene avalada por la consecución de dos premios BAFTA. Nada de esto importa a la mayoría de los espectadores que encienden el televisor cada noche y viendo como se nos presentaba este hiperactivo Sherlock, el resultado de audiencia de su estreno se puede decir que ha superado mis previsiones.

Cuéntame conseguía un seguimiento de algo más de cinco millones de espectadores (5.004.000 y 24,7%), mientras que la serie británica lograba algo menos de la mitad, 2.369.000 y 12,7%. Los primeros capítulos de las ficciones arrastan siempre a un buen número de espectadores que la segunda semana no suelen regresar. En ese aspecto, Downton Abbey, que tiene un público fiel que oscila alrededor de un 10,5 por ciento de cuota de pantalla, cuenta con tramas románticas y más “culebronescas” y aún así, no llega a tantas personas como lo hacen las ficciones nacionales que, en la mayoría de los casos no deberían ni compararse con estas dos series.

Analizando las dificultades, agradecemos que la primera temporada de la serie solo tenga tres capítulos porque así su permanencia en la parrilla está casi asegurada. Además, el siglo XXI nos ha traído sistemas que nos permiten verla en versión original, que es siempre lo recomendable.

En cuanto al capítulo de presentación, actuó como tal, mostrándonos a los personajes que forman parte de la esfera social del Holmes del siglo XXI. Un psicópata para muchos de los que le rodean, él se denomina sociópata, al que le fascinan los crímenes. El caso que ilustraba el capítulo, aunque interesante, actuaba principalmente como escenario en el que presentarnos el universo de personajes de la serie, los veíamos a todos, menos a su archienemigo, hasta el final del capítulo no se pronuncia su nombre: Moriarty.

Un Sherlock extremadamente “listillo” que no tiene ninguna empatía hacia los demás y que los incluye o no, según le vengan bien en su plan. Al que ayuda a ser más inaccesible, un look acertado y ambiguo. Estupendo cásting de la pareja protagonista –Benedict Cumberbatch (Holmes) y Martin Freeman (Watson) que, en algunos de sus diálogos me recordaron mucho a House y a Wilson. Se acaba la semana de estrenos con uno que ha cumplido mis expectativas.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.