Silvia Blanco, de Granjero busca esposa, desnuda en Interviú

Silvia Blanco, de Granjero busca esposa, desnuda en Interviú

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    2 noviembre 2010     Sin comentarios     2 minutos

La primera portada del mes de noviembre de Interviú es para Silvia Blanco, una de las participantes de la tercera edición de Granjero busca esposa. Como podéis ver aquí, la publicación ha vuelto a optar por mostrar en las portadas y no sólo sugerir como llevaba haciendo un tiempo. La murciana posa con un sombrero de ‘cowboy’, un chaleco vaquero abierto y una braga en tonos rosas y blancos.

Aunque, al final del reality daba la impresión de que Silvia intentaría conocer a Julián, el pastor de Burgos, afirma que está “soltera y sin compromiso”, asegura que no tiene “ningún miedo a seguir viviendo sola” tras no haber tenido suerte en Granjero busca esposa. Parece que la relación con Hoyuelos, alcalde de Barbadillo del pez no cuajó y es que declara que tras finalizar el programa no se volvieron a ver.

Dedicó sus vacaciones de verano a participar en el programa, pero no encontró marido. Silvia asegura que Julián “es muy mujeriego” y confiesa que “tuvo relaciones con otras estando yo allí”. El pastor hizo “un par de asaltos en los establos, pero fueron muy ‘light’, porque no le permití llegar a más”. Su hombre ideal sería “uno normal, lo que ocurre es que ahora empieza a resultar extraordinario encontrarlo”.

La murciana se presentaba en Granjero busca esposa como “Divertida, pasional, emotiva…” y no estaba dispuesta a que nadie se pusiera por delante en su lucha por conquistar el corazón de Julián. Silvia tiene una hija de tres años fruto de una relación anterior que no terminó en boda. Y soñaba con vestirse de blanco y trabajaba como administrativa en una empresa de informática. Ahora de la experiencia puede decir que ha conseguido una portada de Interviú, un hito para muchas personas.

Vía | La Voz Libre


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.