The Vampire Diaries, un acierto de CW

The Vampire Diaries, un acierto de CW

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    14 septiembre 2009     2 Comentarios     2 minutos

Esta serie lo tiene todo para ser el bombazo de la temporada de CW y va camino de ello como demostró en su primera emisión con la que batió el record de la cadena quedándose al borde los cinco millones de espectadores. A diferencia de Melrose Place tiene una secuencia de inicio estupenda que presenta de manera clara lo que sucederá a lo largo de la trama de temporada. Entonces, entra la cabecera y poco a poco nos presentan a los personajes que formarán parte de la historia.

No mentiré y diré que es tan envolvente como True Blood, pero si os puedo decir que en mi opinión es más profunda que la saga Crepúsculo. Los personajes se muestran de una manera sencilla y con recursos eficaces, más que originales, pero sin duda cumplen su misión. En el piloto hemos conocido a Elena y a Stefan, con bastante nitidez, y se ha descrito los principales rasgos de los personajes secundarios que los rodean. Además, nos han puesto en antecedentes sobre su vidas y nos han enseñado el peligro inminente.

Y ése es el hermano malo, el vampiro malvado, hermano de Stefan, Damon que llega al pequeño pueblo, persiguiendo el mismo objetivo: Elena. La chica tiene un gran parecido con el gran amor del chico, Katherine, una mujer que vivió en el siglo XIX. Este toque nostálgico, relacionado con la inmortalidad, y con las personas que se dejan atrás, me recuerda a la vilipendiada New Amsterdam a la que FOX no dio una oportunidad real en su momento.

Stefan no se alimenta de humanos y Damon es más fuerte porque si lo hace. En la primera secuencia del piloto, supuestamente, se carga a una pareja y está a punto de asesinar a Vicky, la hermana del ex novio de Elena y la chica a la que quiere el hermano de la protagonista, Jeremy. Pero, no se ve al guapo Ian Somerhalder hasta pasado el minuto 31 de episodio. Estupendo como siempre, como esa cara que queda lejos de representar el mal.

Un piloto muy prometedor, bien enfocado, bien presentado, con un buen casting, con reminiscencias Buffy -sobre todo en la extrema soledad de la protagonista, con ese aura de incomprensión- y su atracción hacia un vampiro. Algo que no me ha gustado nada es la lectura de los diarios al unísono, estos libritos siempre me han parecido muy cursis, pero entiendo que sino la historia no se llamaría así. El episodio se ha cerrado con un estupendo colofón, Elena hace una invitación formal a Stefan para entrar en su casa, desconociendo lo importante que es esto para él.

Fuente | The Vampire Diaries


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.