Touch, el toque de Kiefer Sutherland

Touch, el toque de Kiefer Sutherland

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    21 marzo 2012     Comentario     2 minutos

Touch comenzaba con un especial el 25 de enero en Fox, que se volvía a emitir el 15 de marzo. Tras ser cambiada de día, la serie inicia sus emisiones regulares los jueves desde mañana 22 de marzo en EE UU.

A finales de febrero, Fox decidía mover la fecha de estreno oficial de Touch del 19 al 22 de marzo, así que la serie de Kiefer Sutherland formará parte de la competitiva noche de los jueves. El 25 de enero se emitía un especial, su piloto, que nos presenta la historia y conseguía una buena audiencia -3,9 de rating, 10 de share y 12,01 millones de espectadores.

En esta primera aproximación a la serie comprobamos que Kiefer Sutherland ha pasado de ser Jack Bauer a convertirse en Martin Bohn, un hombre con miedos, con un trabajo modesto en el aeropuerto, que cuida de su hijo Jake (David Mazouz), que nunca ha dicho una sola palabra, al que nadie puede tocar excepto él. Un niño, de 10 años, que no para de escribir números en los que se repite un patrón constantemente 318.

El sello Tim Kring es rápidamente visible y nos presenta la conexión de estos números con varios personajes que a lo largo del capítulo entrecruzan sus historias. Nos recuerda a Héroes, si habéis visto el episodio, a nadie que haya visto la ficción de NBC se le pasaría esto por alto.

También nos muestra a los personajes que formarán parte del mundo de Martin y Jake, una vez el primero es consciente de la capacidad de su hijo para evitar accidentes o “controlar” el futuro. Danny Glover como el profesor Arthur DeWitt, un experto en niños que poseen dones especiales y Gugu Mbatha-Raw, Clea Hopkins, una trabajadora social que es enviada para evaluar la situación en la que vive Jake. Evidentemente en este primer capítulo vimos el “día” en el que este padre logró entender lo que su hijo podía hacer y también nos contaron el drama que arrastran ambos con respecto a su esposa y madre, respectivamente.

Una serie interesante, esperemos que no caiga en los errores en los que incurría Héroes. Kiefer Sutherland, despojado de su cubierta de superhéroe de carne y hueso, está estupendo y da un peso enorme a la serie, por supuesto sin olvidarnos del inquietante niño, al que da vida de modo muy creíble, David Mazouz. Como siempre, veremos al segundo capítulo para ver hacia dónde va esto y qué enemigos les salen en el camino. Esperemos que la serie madure y no se quede un show efectista, pero sin una solidez narrativa.

Podéis seguir Telelocura en Twitter (@Telelocura)


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.