Vis a vis, irregular y arriesgada ficción para Antena 3

Vis a vis, irregular y arriesgada ficción para Antena 3

Escrito por: Elisa Blanco   @elisiya    21 abril 2015     3 Comentarios     3 minutos

Vis a vis es una apuesta arriesgada para los estándares familiares de Antena 3 y para una productora como Globomedia que a lo largo de su historia ha realizado muchas series que pudieran ver niños, adolescentes y adultos en armonía. En este aspecto, la ficción tiene su mérito y se une a una corriente de apuestas más arriesgadas que se están estrenando en los últimos tiempos (Sin identidad, Bajo sospecha, El ministerio del tiempo…).

Los creadores de esta serie fueron los mismos que dieron vida a “Bienvenidos al Lolita”, en su momento, ya os comenté lo que me había parecido. Básicamente, me pareció un corta y pega de muchas otras cosas que desembocaba en un sinsentido. ¿Qué tiene que ver el festivo cabaret con la cárcel privada de mujeres os podríais preguntar? Aparte del mismo grupo de personas al frente del proyecto, su protagonista Maggie Civantos, buena elección, era una de las protagonistas de la anterior y el corta y pega sigue presente.

“Cierto que en otras series observas influencias, caminos que han gustado, inspiraciones, pero cuando estos se convierten en homenajes quiere decir que se copian secuencias” Cierto que en otras series observas influencias, caminos que han gustado, inspiraciones, pero cuando estos se convierten en homenajes quiere decir que se copian secuencias. Ayer se vio eso en Vis a vis y los seguidores de Orange is the new black echaban humo e incluso la bautizaron como “Yellow is the new black”. Antes de que se estrenara, la idea ya parecía demasiado parecida a la original de la serie de Netflix, siendo benévolos, podríamos haber pensado que en todo el mundo se cometen delitos y que muchos de ellos son similares, pero se pasaron.

Eso denota, no voy a entrar en términos legales, poco respeto al espectador que también ve muchas series de otros mercados como los guionistas y creadores a los que se les ocurrió calcar las secuencias. Además, el desarrollo del capítulo llevó a otra serie carcelaria muy popular Prison Break. Está claro que un proyecto avanza más rápido si te ayudas de instrumentos que ya han sido testados con éxito, pero “canta” mucho.

El reparto se convierte en uno de los aciertos de la serie. No desentona y se agradece que no salgan los de siempre y se dé la oportunidad a otros actores. Además la imagen y la puesta en escena fueron otros de sus puntos fuertes. Su desarrollo me dejó fría, sí, pobre Macarena, mostradlo y decidlo de mil maneras, pero no llegué a empatizar y eso que a mí me cuesta poco echar unas lagrimitas. Las últimas cayeron viendo el final de temporada El ministerio del tiempo y The Americans. Su camino irregular mejoró hacia el final con la aparición de elemento “padres” y me pregunto: ¿no hubiera sido mejor para enganchar al espectador contar algo más de Macarena al comienzo y menos de sus compañeras de centro penitenciario? Seguiré viéndola a ver hacia dónde nos lleva.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.